Argentina abre sus fronteras al turismo el 1 de noviembre

 Argentina abre sus fronteras al turismo el 1 de noviembre

Argentina inicia la apertura gradual pero total de su actividad turística. Desde el 1° de octubre vuelven a nivel doméstico los viajes grupales de jubilados y egresados; y en el plano internacional se reabren las fronteras a turistas de países limítrofes sin cuarentena. El 1° de noviembre, si las tasas de contagios lo permiten, el país comenzará a recibir visitantes de todo el mundo.

En su debut como jefe de Gabinete, el exgobernador de la provincia de Tucumán, Juan Manzur, encabezó una conferencia de prensa junto a la ministra de Salud, Carla Vizzotti, en la que anunciaron un plan de reapertura general pero gradual del país que se iniciará este mismo martes 21 de septiembre con la eliminación de la obligatoriedad del uso del barbijo en espacios al aire libre y llegará a noviembre con la apertura de fronteras al mundo.

El primer anuncio importante llegó, como se señalaba, este martes en forma de una gran batería de anuncios aperturistas. Por empezar, ya no será necesario el tapabocas para transitar por las calles, se elimina el límite de aforo para las reuniones sociales y se habilitan los eventos masivos al aire libre, con aforo al 50%, desde el 1° de octubre.

Los cambios más grandes son los que tienen que ver con el turismo y los viajes, de cara a la alta temporada de verano (diciembre-marzo), pero con una temporada media/baja primaveral para la que se espera una verdadera explosión de movimientos y escapadas. Y el primero de ellos es que se vuelven a autorizar todos los viajes grupales, incluyendo a los de egresados y jubilados, los cuales se encontraban todavía vedados.

Según explicaron, el 1° de octubre se iniciará un proceso paulatino de apertura hacia la región, permitiendo el ingreso de visitantes de países limítrofes sin necesidad de que guarden cuarentena.

Y el 1° de noviembre, si las tasas de contagios se mantienen tan baja como hoy, llegaría la apertura al resto del mundo, siempre que tengan un esquema completo de vacunación (aplicada la última dosis 14 días antes del viaje); un PCR negativo de hasta 72 horas antes de abordar el vuelo o antígeno al ingresar; y otro test entre el quinto y séptimo día posterior al arribo.

Quienes deseen ingresar sin vacunación, podrán hacerlo, pero guardando una cuarentena de 10 días, con un test al séptimo día. De dar negativo, se levanta el aislamiento.

Jos M.C.

Artículos relacionados

[].forEach.call(document.querySelectorAll('.adsbygoogle'), function(){ (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); });