Así pudo escapar el Sars-CoV-2 de un laboratorio

 Así pudo escapar el Sars-CoV-2 de un laboratorio

Un artículo del Wall Street Journal, que cita un informe de inteligencia de EE.UU., asegura que el Sars-CoV-2 pudo haberse originado en el Instituto de Virología de Wuhan, del cual escapó debido a un accidente biológico.
Este informe desestima la conclusión a la que había llegado un grupo de investigadores de la Organización Mundial de la Salud (OMS) que investigó el origen del coronavirus, y que visitó la ciudad en marzo pasado, que había determinado que era “extremadamente improbable” que el patógeno se originara en el laboratorio de máxima seguridad de la ciudad china.
La tesis del informe de inteligencia de EE.UU. señala que varios de los investigadores del instituto de Virología de Wuhan exhibieron síntomas similares al Covid en el otoño de 2019, mucho antes que se destara la pandemia. El uso de teléfonos celulares en las instalaciones se detuvo durante tres semanas en octubre, lo que sugiere una interrupción del trabajo, tal vez por evacuación o descontaminación.
Senadores republicanos del Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes dicen que el informe cita “evidencia circunstancial significativa” de que el Covid-19 se originó en un laboratorio en Wuhan, China, y que Washington “pudo haber financiado o colaborado” indirectamente en la investigación que condujo al brote, sospechas que en las últimas semanas se han vuelto recurrentes, especialmente después del informe del Congreso de EE.UU.
El informe se aferra al trabajo de 18 científicos de primer nivel mundial que desafiaron lo que consideran una investigación superficial de la Organización Mundial de la Salud que calificó el escenario de una fuga de laboratorio como “extremadamente improbable”. Pidieron “una investigación adecuada”, señalando que “ninguna” evidencia apoya la teoría de que el virus simplemente saltó de los murciélagos.

La teoría de la fuga del laboratorio ha sido respaldada, entre otros, por el exreportero científico del New York Times Nicholas Wade, que en un artículo publicado por The New York Post, señaló que el trabajo científico actual hace que la posibilidad de las fugas de laboratorio sean más creíbles. El reportero sostuvo que existe una posibilidad real de que EcoHealth Alliance, una organización científica con sede en Nueva York, haya utilizado fondos federales para desestimar la teoría de la fuga del coronavirus desde el Instituto de Virología de Wuhan.
Wade sostuvo que EcoHealth Alliance, una organización no gubernamental estadounidense que investiga las enfermedades infecciosas emergentes y recibe financiamiento de los Institutos Nacionales de Salud de EE.UU. (NIH, su sigla en inglés) y del Instituto Nacional de Alergia y Enfermedades Infecciosas (NIAID) dirigido por el epidemiólogo de la Casa Blanca Anthony Fauci, fue una de las primeras organizaciones científicas que aseguró, en abril de 2020, que el origen del coronavirus era natural, cuando recién se había desatado la pandemia.
Peter Daszak, presidente de EcoHealth, ha intentado por todos los medios de desacreditar la teoría de la fuga de laboratorio, y escribió una carta que fue publicada en The Lancet, desestimando esta tesis. Daszak, incluso, tomó parte del equipo de la OMS que viajó a Wuhan a estudiar el origen de Sars-CoV-2.
Sin embargo, según el periodista, estas declaraciones tenían más un carácter político y no científico pero fueron “asombrosamente efectivas” para desestimar la teoría de la fuga de laboratorio.
Buena parte de los fundamentos de los defensores de esta teoría se basan en que China se ha negado rotundamente a permitir el acceso independiente al laboratorio o sus registros..

Jos M.C.