Así se manifiesta la enfermedad del hígado graso no alcohólico

 Así se manifiesta la enfermedad del hígado graso no alcohólico

Una forma más grave de la enfermedad se conoce como esteatohepatitis no alcohólica (EHNA) y puede causar cirrosis, insuficiencia hepática e inclusive cáncer de hígado.

La enfermedad del hígado graso no alcohólica (EHGNA), usualmente incluye el hígado graso no relacionado con el alcohol (HGNA) o la esteatohepatitis no alcohólica (EHNA). En esta enfermedad, la acumulación de grasa en el hígado no es causada por consumir demasiado alcohol, sino que es el resultado de tener más depósitos de grasa de lo normal.

El hígado graso no relacionado con el alcohol y la esteatohepatitis no alcohólica son tipos de EHGNA. Si el paciente tiene EHNA, tiene inflamación y daño hepático, junto con grasa en el hígado. De hecho, es posible que el paciente no tenga síntomas, incluso si desarrolla cirrosis causada por la esteatohepatitis no alcohólica. De lo contrario, si se llegan a presentar síntomas, el paciente podría sentirse cansado o tener molestias en la parte superior derecha del abdomen.

¿Qué causa la enfermedad del hígado graso no alcohólica?

Los expertos todavía están estudiando las causas de la EHGNA. Sin embargo, las investigaciones sugieren que ciertas afecciones de salud, los genes, la dieta y el aparato digestivo podrían hacer a la persona más propensa a desarrollar enfermedad del hígado graso no alcohólica.

Factores de riesgo

Es más probable que una persona desarrolle enfermedad del hígado graso no alcohólica si tiene las siguientes afecciones de salud:

-Sobrepeso u obesidad

-Resistencia a la insulina o diabetes tipo 2

-Concentraciones anormales de grasas en la sangre, que podrían incluir: concentraciones altas de triglicéridos, concentraciones anormales de colesterol: colesterol total alto, colesterol LDL alto o colesterol HDL bajo

-Síndrome metabólico o uno o más rasgos del síndrome metabólico:

Este síndrome es un grupo de rasgos y afecciones médicas relacionadas con el sobrepeso y la obesidad. Los médicos definen este síndrome como la presencia de estas características, tales como cintura ancha, concentraciones altas de triglicéridos en la sangre, concentraciones bajas de colesterol HDL en la sangre, presión arterial alta y concentraciones de glucosa en la sangre más altas de lo normal, o un diagnóstico de diabetes tipo 2.

Genética y las posibilidades de sufrir hígado graso no alcohólico

Los investigadores han descubierto que ciertos genes podrían aumentar la probabilidad de desarrollar enfermedad del hígado graso no alcohólica. Estos genes podrían ayudar a explicar por qué la enfermedad del hígado graso no alcohólica es más común entre ciertos grupos raciales y étnicos. Los expertos todavía están estudiando los genes que podrían desempeñar un papel en la EHGNA.

La dieta y el aparato digestivo

Los investigadores están estudiando si las dietas ricas en fructosa, un azúcar que es parte del azúcar de mesa y que también se agrega comúnmente para endulzar bebidas y alimentos, podrían aumentar el riesgo de la enfermedad del hígado graso no alcohólica.

Los científicos también han examinado la relación entre la enfermedad del hígado graso no alcohólica y los microbiomas, es decir, las bacterias en el tubo digestivo que ayudan con la digestión. Los estudios han encontrado diferencias entre los microbiomas de las personas que tienen enfermedad del hígado graso no alcohólica y las que no. Los expertos todavía están estudiando cómo los microbiomas pueden afectar la enfermedad del hígado graso no alcohólica.

Enfermedad del hígado relacionada con el alcohol

La grasa se puede acumular en el hígado debido a una enfermedad del hígado relacionada con el alcohol: lesión al hígado y su función debido al exceso de consumo de alcohol NIH external link. Si el paciente tiene antecedentes de consumo excesivo de alcohol y grasa en el hígado, el médico podría determinar que tiene una enfermedad del hígado relacionada con el alcohol y no una enfermedad del hígado graso no alcohólica.

Si el paciente corre riesgo de desarrollar enfermedad del hígado graso no alcohólica y además bebe en exceso, podría tener EHGNA y enfermedad del hígado relacionada con el alcohol al mismo tiempo. Ninguna prueba puede determinar fácilmente cuáles de estos factores tiene mayor influencia.

Jos M.C.

Artículos relacionados

[].forEach.call(document.querySelectorAll('.adsbygoogle'), function(){ (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); });