Bella Hadid relata cómo la ansiedad y la depresión no le permitían salir de casa

 Bella Hadid relata cómo la ansiedad y la depresión no le permitían salir de casa

La modelo ha hablado acerca de la depresión que la acecha desde hace años y por la que en ocasiones no podía ni mandar mensajes de texto a su madre ni a su médico: solo les respondía con una fotografía.

Bella Hadid trata de concientizar sobre las enfermedades mentales en general, desde hace un tiempo, dando a conocer su vulnerabilidad, las dificultades por las que atraviesa día a día. Si con anterioridad la joven, de 25 años, se había centrado en explicar la depresión con la que convive desde hace años, ahora ha explicado el azote que supone la ansiedad, que en ocasiones ni siquiera le ha permitido salir de casa.

La supermodelo, que ha sido imagen de Dior, Marc Jacobs o Versace, entre otras, y ha desfilado para todas las grandes casas de moda del mundo, ha concedido una entrevista al diario Wall Street Journal donde habla de su día a día, sus rutinas saludables, su alimentación, sus hábitos deportivos… Preguntada acerca de cómo se viste cada mañana, de cómo decide su ropa, explica que hace alrededor de dos años que no cuenta con un estilista que le ayude en ello. “Estaba en una posición mental tan extraña que para mí resultaba complicado simplemente salir de casa y decidir qué ponerme, especialmente con la ansiedad que me generaba tenerlos [a los fotógrafos] en la puerta de casa y todo eso”, confiesa.

“Este último año ha sido muy importante para mí aprender que si la gente habla de mi estilo, si les gusta, si no, no importa, da igual, porque es mi estilo. Cuando salgo de casa por las mañanas lo que me pregunto es: ¿Me hace feliz esto? ¿Me siento bien con ello y estoy cómoda?”, ha asegurado una modelo cuyas decisiones estilísticas han sido fotografiadas y observadas por medio mundo.

La hermana de la también maniquí Gigi Hadid ha asegurado que ha vivido fuertes momentos depresivos. “Mi madre o mi médico me preguntaban cómo estaba y en vez de responderles con un mensaje, les mandaba una foto. Era lo más fácil de hacer para mí en ese momento porque nunca era capaz de explicar cómo me sentía. Estaba pasando por un dolor físico y mental insoportable y debilitante, y no sabía por qué. Eso ha ocurrido durante los últimos tres años de mi vida”, relata.

De ahí que, el pasado noviembre, se decidiera a subir una serie de fotografías suyas llorando en su perfil de Instagram, con casi 50 millones de seguidores, unas imágenes que lograron más de 2,5 millones de Me Gusta y donde se exponía públicamente precisamente para hablar acerca de la salud mental. Ahora ha explicado el motivo de publicar esas imágenes: “Fue para dejar claro que cualquiera que se sintiera de ese modo supiera que estaba bien sentirse así. Incluso aunque en Instagram las cosas se vean siempre tan bonitas, al fin y al cabo todos estamos hechos de la misma pasta. Pensé que sería bueno para mí contar mi verdad y, en cierto punto, no colgar más fotos bonitas.

Camila Y.

Artículos relacionados

[].forEach.call(document.querySelectorAll('.adsbygoogle'), function(){ (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); });