Britney Spears queda liberada de la tutela de su padre

 Britney Spears queda liberada de la tutela de su padre

Tras meses de protesta, la estrella del pop logra que un tribunal revoque el control legal que su progenitor ejercía sobre ella desde 2008.

Por fin. Libre de su padre y su tutela. Después de 13 años, Britney Spears podrá tomar decisiones por sí misma y sobre su fortuna de más de 60 millones de dólares. La prisión en la que vivía Britney y el silencio que la rodeaba se quebraron ambos el pasado mes de junio, cuando la intérprete de Baby One More Time relató ante un tribunal de Los Ángeles el infierno vivido bajo las órdenes de su progenitor. Oficialmente, el señor Spears deja de controlar cada minuto y cada dólar de la vida de su hija. Britney Spears tiene 39 años. “¡Free by Forty!”, exclamaban sus fieles seguidores tras conocer la sentencia. Libre antes de cumplir cuarenta años.

La juez Brenda Penny ha nombrado este miércoles a un contable como el tutor legal transitorio de las finanzas de la estrella y ha establecido la fecha del 12 de noviembre para una próxima audiencia. Hoy era el día. La jornada en la que Britney Spears se encontraba más cerca que nunca de la libertad que llevaba reclamando desde hace 13 años. Desde que el pasado junio diera un testimonio doloroso a través de Zoom del infierno que había sido su vida. “Señoría, mi padre debería estar en prisión”, dijo la artista para la conmoción mundial de sus seguidores.

El equipo legal de la cantante amenazó entonces con tomar medidas legales contra la familia Spears por el daño hecho. Britney no estuvo presente hoy en la sala del juzgado. Los padres de la estrella, Jamie y Lynne Spears, comparecieron a través de Zoom, junto con el abogado de Britney. Quienes sí estuvieron desde primera hora de la mañana fueron sus seguidores, esos que han creado un movimiento bajo el lema Free Britney (Liberad a Britney).

Camila Y.

Artículos relacionados