Cáncer de colon: síntomas de alerta

 Cáncer de colon: síntomas de alerta

Uno de los tumores mas frecuentes, por lo que las pruebas de detección periódicas son clave para reducir el riesgo de muerte.

El cáncer es una enfermedad en la que las células presentes en el cuerpo empiezan a multiplicarse sin control. Cuando este se origina en el colon o el recto se denomina cáncer colorrectal o de colon y se trata, según datos de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) del año 2022, del tercer tumor más frecuente en la población española.

Su detección temprana es clave para disminuir el riesgo de muerte. Tal como explican los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), las pruebas de detección pueden descubrir pólipos precancerosos (crecimiento de tejido anómalo en el colon o el recto) y extirparlos antes de que se conviertan en cáncer. Así pues, es importante que a partir de los 45 años se hagan estas pruebas.

La supervivencia neta del cáncer de colon a 5 años (período 2008-2013) es de 63,1% en hombres y de 63,9% en mujeres, tal como detalla la misma SEOM. Un dato muy destacable es que la mejora en los métodos de cribado ha contribuido a la reducción en la incidencia y mortalidad de esta enfermedad.

Síntomas del cáncer colorrectal
Es posible que esta enfermedad transcurra, en un inicio, sin síntomas. Los primeros que aparecen no son sólo específicos del cáncer, por lo que, si se experimentan, es recomendable buscar atención médica. Estos son los signos iniciales, según la Sociedad Americana del Cáncer (ACS, por sus siglas en inglés):

• Diarrea, estreñimiento o reducción del diámetro de las heces durante varios días.
• Sensación de evacuación incompleta que no desaparece tras una evacuación intestinal.
• Sangrado rectal con sangre roja brillante.
• Sangre en las heces que puede causar que se vean oscuras.
• Sensibilidad y dolor abdominal.
• Pérdida inexplicable de peso.

En fases más avanzadas puede aparecer anemia, debido a los sangrados, la cual produce cansancio y fatiga. En este sentido, en ocasiones el primer síntoma puede ser un análisis de sangre que muestra un bajo recuento de glóbulos rojos.

Factores de riesgo
Entre los principales factores de riesgo, los Manuales MSD destacan la edad (más de 50 años), tener diagnosticada una enfermedad inflamatoria intestinal como colitis ulcerosa o Enfermedad de Crohn, tener antecedentes personales de pólipos, tener familiares consanguíneos que padezcan o hayan padecido la enfermedad, dietas con alto contenido en grasas y calorías y bajo contenido en fibra, sedentarismo, obesidad, consumo excesivo de alcohol y tabaco, diabetes y haberse sometido a radioterapia en la zona del abdomen debido a tumores anteriores.

Prevención del cáncer colorrectal
Para prevenirlo, el primer paso es evitar los factores de riesgo que se pueden controlar, como es limitar el consumo de alcohol y tabaco, llevar una dieta sana y equilibrada con un buen aporte de fibra y agua y practicar ejercicio físico de forma regular.

Asimismo, las pruebas de detección son cruciales para determinar la presencia de cáncer o precáncer en las personas que no presentan ningún síntoma de la enfermedad. De hecho, las pruebas periódicas son una de las mejores formas de prevención, las cuales consisten en un examen de las heces fecales.

Tal como explica la ACS, desde el momento en que las primeras células anormales empiezan a crecer para convertirse en pólipos, normalmente transcurren entre 10 y 15 años para que se transformen en cáncer colorrectal. Así, estos pólipos se pueden descubrir con las pruebas y extirparse a tiempo. Las personas con un mayor riesgo, como aquellas con antecedentes familiares, podrían empezar estas pruebas incluso antes de los 45 años.

También se pueden llevar a cabo exámenes visuales para observar la estructura del interior del colon y del recto para detectar cualquier área anormal. Estas consisten en una colonoscopia o colonografía por CT (colonoscopia virtual).

Jos M.C.

Artículos relacionados