China construye “luna artificial” un simulador de baja gravedad

 China construye “luna artificial” un simulador de baja gravedad
  • Investigadores chinos han construido una miniluna artificial que recrea las condiciones de gravedad de nuestro satélite y que servirá para preparar las misiones espaciales que vienen-

Científicos chinos han construido una ‘Luna artificial’ que tiene gravedad similar a la del satélite natural. Este es un simulador y su fin es ayudar a los astronautas a prepararse para futuras misiones de exploración.

Esto se encuentra en Xuzhou, la provincia china de Jiangsu, y ha sido diseñado de manera que puede “hacer desaparecer la gravedad”, según las palabras de uno de los diseñadores de la Luna artificial, Li Ruilin, de la Universidad China de Minería y Tecnología.

El simulador es una habitación en la que han creado un paisaje lunar artificial, formado por rocas y polvo que son tan ligeros como los que se encuentran en la superficie lunar.

Según informó el periódico de renombre de Hong Kong, South China Morning Post, la ‘Luna artificial’ está inspirada en el físico ruso Andre Geim, quien ganó un premio Ig Nobel en 2000 por hacer flotar una rana con imanes magnéticos.

Cómo funciona?
La habitación se coloca dentro de una cámara de vacío donde no hay aire y se utilizan potentes imanes para generar un campo magnético dentro de la cámara que levanta la pequeña pieza.

La gravedad en la Luna es aproximadamente una sexta parte de la que hay en la Tierra, por ende dentro de la sala de gravedad artificial, el equipo utiliza un fuerte campo magnético para simular los efectos de levitación de una fuerza gravitacional baja.

Este campo magnético se puede activar o desactivar según sea necesario y puede producir gravedad lunar o gravedad a nivel de la Tierra, o simplemente no producir gravedad.

Poder probar dispositivos y procesos en un entorno de baja gravedad puede ayudar a reducir los problemas durante una misión real a la Luna.

“Algunos experimentos, como una prueba de impacto, necesitan solo unos segundos”, comentó el científico principal, sin embargo añadió que “otros, como las pruebas de fluencia, pueden tardar varios días“.

Según la entrevista que se dio al medio South China Morning Post, se espera que el simulador se lance oficialmente para su uso en los próximos meses.

Artículos relacionados

[].forEach.call(document.querySelectorAll('.adsbygoogle'), function(){ (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); });