Ciberataques a videojuegos se incrementaron 167% en el último año

 Ciberataques a videojuegos se incrementaron 167% en el último año
  • Se estima que en la actualidad, poco más del 40 por ciento de la población mundial, juega videojuegos de manera activa.
  • En los últimos 12 meses, el número de ciberataques, relacionados con plataformas de videojuegos, incrementaron en al menos un 160 por ciento.

De acuerdo con un informe de la empresa de seguridad Akamai, los ciberataques para este sector aumentaron notoriamente durante el último año.

Segun Akamai, los ciberataques a la industria de los videojuegos a nivel mundial aumentaron 167% durante 2021; este porcentaje es casi tres veces mayor a comparación del año anterior.

Este aumento en incidencias se debe, en parte, a la expansión del mercado de los videojuegos a terrenos como la nube. Una mayor digitalización abre nuevas maneras en que los ciberdelincuentes pueden lanzar un ataque.

“El crecimiento en la oferta de nuevos juegos, reproductores y otros aspectos de la industria del juego seguirá atrayendo a los ciberdelincuentes. Esto se debe a que saben que los juegos tienen valor y continuarán desarrollando formas de obtener o explotar este flujo de fondos virtuales», explica Hugo Werner, vicepresidente regional de Akamai para LATAM.

«Esto refuerza la importancia de que las empresas mitiguen los riesgos, siguiendo buenas prácticas de ciberseguridad para prevenir ataques, proteger los datos personales de los jugadores y también educar a los usuarios”, agrega.

Ataques a aplicaciones web
De acuerdo con el estudio, los tres principales ataques a aplicaciones web son: LFI (38%), SQLi (34%) y XSS (24%).

Cuando se trata de ataques SQLi y LFI, los ciberdelincuentes buscan datos específicos como credenciales de inicio de sesión o información personal.

Los ataques LFI intentan explotar los scripts que se ejecutan en los servidores para atacar los datos almacenados. Esto puede incluir detalles del jugador y del mismo juego, que los delincuentes pueden usar para aprovecharse o hacer trampa.

Con el acceso correcto, los ciberdelincuentes también podrían usar este tipo de ataque para obtener más acceso a la red de las compañías de videojuegos.

Los juegos móviles y los juegos basados en la web representan objetivos importantes de SQLi y LFI, porque llevar a cabo uno exitosamente permite a los ciberdelincuentes acceder a nombres de usuario y contraseñas, información de cuenta y cualquier otra relacionada con el juego que se encuentre en el servidor. Con ello, los hackers pueden manipular la economía interna de un juego y superar las probabilidades en escenarios de juego con dinero real.

Ataques DDoS
En los ataques de denegación de servicio (DDoS) los atacantes utilizan ejércitos de bots u otras técnicas automatizadas para sobrecargar los servidores. Pueden desconectar completamente una infraestructura o ralentizarla. Esto afecta las operaciones comerciales y el rendimiento de los juegos.

“Existen muchas formas de ataques DDoS, pero los tres tipos principales son ataques volumétricos, de protocolo y de capa de aplicación. El objetivo de los tres implica ralentizar severamente o impedir que el tráfico de usuarios reales llegue a su destino previsto”, explica Werner.

“Al hacer que los recursos del juego no estén disponibles o ralentizar el rendimiento, un DDoS puede detener el negocio de una empresa de videojuegos, generar insatisfacción en los jugadores con ese proveedor, incentivarlos a buscar nuevos juegos/proveedores o, como mínimo, aumentar los costos de soporte”, agrega.

Además, Akamai estima que los videojuegos siguen siendo la vertical de DDoS más atacada, ya que reciben el 37% de todos los ataques DDoS globales, con casi el doble de ataques DDoS en comparación con el segundo ataque vertical más grande, los servicios financieros.

Ransomware
El ransomware es otro tipo de ataque muy popular que afecta a muchas industrias en todo el mundo. Según Hugo Werner, Akamai recomienda que las empresas de videojuegos implementen estrategias de mitigación para evitarlos, así como educar a sus usuarios sobre el phishing. «También vale la pena considerar implementar la microsegmentación, que rodea los sistemas individuales y, por lo tanto, ayuda a evitar que el malware se propague lateralmente de un sistema a otro a través de su infraestructura», agrega.

El estudio Estado del Internet de los Juegos de Akamai estima que los países más afectados por ciberataques en el sector de videojuegos son Estados Unidos, Suiza, India, Japón y Reino Unido.

Artículos relacionados

[].forEach.call(document.querySelectorAll('.adsbygoogle'), function(){ (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); });