Cómo enfriar tu Smartphone

 Cómo enfriar tu Smartphone

Los teléfonos móviles se han convertido en herramientas fundamentales no solo de nuestro ocio y nuestro espacio social, sino también a nivel profesional. Sin embargo, a pesar de que la tecnología avanza y cada vez existen aparatos con mejores condiciones, lo cierto es que muchas veces no podemos evitar que ocurra algo que puede comprometer seriamente el rendimiento y funcionamiento de tu teléfono: el calentamiento. Es bastante común que, ante determinados escenarios, el teléfono móvil acabe sobrecalentándose. Esto puede deberse a un cargador en malas condiciones, un sobreuso de su capacidad o, indirectamente, una exposición a un entorno caliente o directamente bajo luz solar.

Evita cargarlo mientras esté sobrecalentado
En ocasiones, una de las razones por las cuales se puede sobrecalentar un teléfono móvil es porque el cable o el cargador pueden estar dañados y provocar un calentamiento de la batería. Es por eso que, si tu teléfono te avisa de que hay un sobrecalentamiento o lo puedes sentir al tacto, lo primero que debes hacer es desconectar el aparato del enchufe para evitar que se siga provocando calor. A continuación, si comienza a enfriarse, deberás plantearte cambiar el cargador.

Deja que repose por unos minutos
Puede que resulte una respuesta evidente pero, en ocasiones, es la más efectiva. Si tu teléfono está soportando demasiadas funciones, o al menos de lo que tiene capacidad, muchas veces la mejor solución es dejar de usarlo durante un rato. El sistema operativo de los móviles cada vez tiene más capacidad pero, si tienes varias aplicaciones abiertas funcionando al mismo tiempo, es común que se pueda sobrecalentar. Date un respiro de móvil durante unos minutos y este volverá a su temperatura normal.

Apágalo hasta que se enfríe
En ocasiones, dejar de usarlo no basta ya que el aparato se ha sobrecalentado y necesita un recurso urgente para que no llegue a tener daños mayores. En estos casos, lo mejor que puedes hacer es apagar por completo el teléfono y dejarlo inactivo durante unos minutos. De este modo, estarás forzando el cierre de todos sus sistemas y obligándolo a quedar inerte hasta que se enfríe por completo. Deberás esperar unos minutos hasta que vuelvas a comprobar que está a una temperatura adecuada y entonces podrás encenderlo de nuevo y comprobar que no ha habido ningún daño.

Quita todos sus componentes y deja que descanse
Si se trata de un problema de sobrecalentamiento de la batería o uso de dispositivos externos como micrófonos o auriculares, lo mejor es que apagues el teléfono y le quites todos sus componentes externos. Esto incumbe a la batería, que muchas veces es la causa del calentamiento, pero también otros extras, como auriculares e incluso también la carcasa, para fomentar a que el aparato “respire” y se refresque mucho mejor y rápidamente.

Desinstala aplicaciones muy pesadas
Si el problema del calentamiento de tu móvil tiene que ver con el funcionamiento interno, es posible que necesites revisar no solamente el sistema operativo, sino también el tipo de aplicaciones que sueles utilizar. Apps de mensajería como WhatsApp o Telegram son bastante ligeras y rápidas de usar. Sin embargo, los videojuegos o reproducciones de audio o vídeo pueden pesar demasiado en su desarrollo y hacer que tu móvil haga un sobreesfuerzo y se caliente demasiado. Prueba a desinstalar algunas aplicaciones pesadas que no sean de mucha utilidad y, por supuesto, no intentes utilizar varias a la vez.

Otra forma de usar menos Apps y reducir el calentamiento del móvil es saber cuándo usar el modo de ahorro de batería.

Artículos relacionados

[].forEach.call(document.querySelectorAll('.adsbygoogle'), function(){ (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); });