Cuáles son los síntomas de un ictus isquémico

 Cuáles son los síntomas de un ictus isquémico

El ictus isquémico es el tipo de ictus que ocurre principalmente, cuando una arteria cerebral queda obstruida por culpa de un coágulo originando una trombosis o embolia cerebral. Esta obstrucción o bloqueo de la arteria, evita que la sangre fluya correctamente a una zona concreta del cerebro y que ni el oxígeno ni la glucosa lleguen de manera normal provocando finalmente, el ictus o infarto cerebral. Esta falta de riego sanguíneo al cerebro, provoca que en pocos minutos las células cerebrales a las que no les llega la sangre comienzan a morir, produciéndose graves daños en la zona del cerebro donde se ha producido el ictus.

La fibrilación auricular, la principal causa del ictus isquémico
La fibrilación auricular, es la arritmia cardíaca más común que existe y una de las principales causas de ictus isquémico.

Cuando se produce una fibrilación auricular, el corazón late de una manera rápida y desorganizada provocando que se formen coágulos de sangre. Esta sangre coagulada, puede recorrer el torrente sanguíneo hasta llegar al cerebro y bloquear una de las venas o arterias impidiendo el paso normal de la sangre y provocando el ictus o infarto cerebral.

Este tipo de arritmia, aparece y desaparece y en muchas ocasiones no presenta ningún tipo de síntoma lo que hace mucho más difícil su detección. Es por este motivo, que el control del corazón en busca de posibles arritmias adquiere tanta importancia, sobre todo, a partir de los 55 años cuando se duplica la probabilidad de sufrir esta arritmia.

¿Cuáles son los síntomas de un ictus isquémico?
Conocer cuales son los síntomas de un ictus y saber cómo reconocerlo, es uno de los mejores instrumentos que tenemos al alcance para poder detectar y actuar rápidamente cuando se está produciendo el ictus. A continuación, te damos a conocer los principales síntomas que ocurren cuando aparece un ictus:

1 Dificultad para hablar y entender a los demás es un síntoma muy común. La persona presenta dificultad para hablar y comunicarse arrastrando las palabras sin un sentido lógico.

2 La parálisis de la cara y de las extremidades. Este síntomas afecta a un lado del cuerpo. Puede ser una parálisis, pérdida de fuerza o entumecimiento de las extremidades. Una característica muy común es que la boca se queda descolgada de un lado cuando se intenta sonreír.

3 Problemas de visión en uno o en varios ojos, todo se vuelve negro o la visión es borrosa.

4 Se puede experimentar un dolor de cabeza muy intenso y repentino que puede desencadenar vómitos y mareos.

5 En ocasiones, el ictus puede provocar dificultad para caminar con una pérdida del equilibrio y de coordinación.

Jos M.C.

Artículos relacionados

[].forEach.call(document.querySelectorAll('.adsbygoogle'), function(){ (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); });