Día internacional de la Trombosis: Qué es y cómo prevenirla?

 Día internacional de la Trombosis: Qué es y cómo prevenirla?

La trombosis venosa profunda o TVP es un coágulo sanguíneo que se forma en un conjunto de arterias o en una vena profunda en el cuerpo que provoca discapacidad y fallecimiento. Suele ocurrir en las piernas o los muslos. Si la vena se inflama, esta afección se llama tromboflebitis. Esta afección es grave porque los coágulos de sangre pueden desprenderse y alojarse en los pulmones. Puede ocasionar dolor o hinchazón en las piernas, aunque también puede ser asintomática. Por eso es necesario evitar la obesidad, el sedentarismo, tabaquismo y diabetes, pues son factores de riesgo que provocan esta enfermedad.

A la afección tromboembólica venosa se le describe como un trastorno silencioso, debido a que en pocas ocasiones la obstrucción sanguínea presenta síntomas, hasta que ocurre en una pierna o causa embolia en los pulmones, momento en que se acude a los servicios de urgencias pero el problema de salud ya es grave.

La trombosis es una enfermedad que aparece en pocos días o incluso en horas, de golpe, generalmente en la pierna o en el brazo. ¿Qué puede ocasionar un coágulo sanguíneo? Cualquier cosa que impida que la sangre circule o se coagule normalmente. Las causas principales de la trombosis venosa profunda son el daño a una vena en una cirugía o un traumatismo e inflamación debido a infecciones o lesiones.

La trombosis normalmente se manifiesta con dolor en la pierna o en el brazo, hinchazón de la pierna o del brazo; así como el aumento de temperatura de la zona dolorida. Para combatir a la trombosis venosa y evitar sus complicaciones, se recomienda acudir con el médico de manera oportuna ante la aparición de várices en las extremidades, particularmente si éstas causan dolor o hinchazón en las piernas. Su atención requiere diagnóstico médico y análisis de laboratorio o estudios de diagnóstico por imágenes.

El tratamiento incluye el uso de medicamentos, como tombolíticos; filtros y medias de compresión. La TVP se trata más comúnmente con anticoagulantes, también llamados diluyentes de la sangre. Las clasificadas como subagudas, se curan en cuestión de meses; mientras que las graves, necesitan atención urgente. Un aspecto importante en las trombosis es su prevención; por eso, durante la hospitalización, que es cuando ocurre un importante número de casos de enfermedad tromboembólica venosa, se deben tomar medidas para evitar la formación de coágulos, debido a las horas de inactividad en cama por algún padecimiento o en la recuperación de una cirugía.

En caso de que una persona resulte con alto de riesgo a la formación de trombosis y que esto ponga en peligro su vida, el tratamiento preventivo es inmediato con medicamentos anticoagulantes; si el riesgo es intermedio, es suficiente el uso de medias de compresión y dar seguimiento mientras su estado de salud tienda a la mejoría.

Jos M.C.