Dirigentes del PSG se exponen a duras sanciones

 Dirigentes del PSG se exponen a duras sanciones

El presidente del club de fútbol París Saint Germain (PSG), Nasser Al-Khelaifi y su director deportivo Leonardo, podrían enfrentar sanciones.

El árbitro del partido, el neerlandés Danny Makkelie, recogió en el acta la actitud agresiva de los directivos del PSG, “que se dirigieron a ellos con amenazas, bloquearon la puerta y llegaron a romper uno de los banderines de los asistentes”.

Todo ocurrió al término del partido en el estadio Santiago Bernabéu, en el cual el Real Madrid eliminó en octavos de final de la Champions League al PSG 3-1 (3-2 en el global), después de una remontada épica.

En el acta en su apartado siete, incidencias tras el partido, afirmaron los medios españoles, el colegiado holandés escribió:

«El presidente y el director técnico del PSG mostraron un comportamiento agresivo e intentaron entrar al vestuario de los árbitros. Cuando el árbitro les pidió que se fueran, bloquearon la puerta y el presidente golpeó deliberadamente el banderín de uno de los asistentes, rompiéndolo».

De otro lado, un empleado del Real Madrid grabó la escena y, al percatarse Al-Khelaifi, se habría dirigido hacia él para agredirle con el grito de “te voy a matar», teniendo que ser detenido por sus propios guardaespaldas, dijeron las fuentes.

Añadieron que Leonardo acto seguido exigió que se borraran las imágenes del móvil del empleado del Real Madrid.

La prensa francesa, por cierto, deploró en líneas generales la actitud de los directivos del PSG, y lamentó que, incluido el entrenador Mauricio Pochettino, buscaran ahora justificaciones en el terreno arbitral en la demoledora victoria de los merengues.

Pochettino
El otro protagonista que puede ser castigado es Mauricio Pochettino. El entrenador del equipo francés cuestionó en la rueda de prensa las decisiones arbitrales. Este reclamó que había falta de Karim Benzema contra Gianluigi Donnarumma en el primer gol de Real Madrid. A pesar de no ser una acción de gravedad, puede conllevar alguna sanción por parte de UEFA.

Donnarumma y Neymar, separados
Italiano y brasileño tuvieron que ser controlados por sus compañeros mientras amenazaban con pegarse. El 10 del PSG recriminó su error en el primer tanto al portero, quien tuvo como respuesta pedirle explicaciones por su pérdida en el segundo gol del Real Madrid. MARCA asegura que de milagro, ni hubo golpes o heridos en el vestuario de Mauricio Pochettino.

Sus compañeros tuvieron que intervenir ante una pelea dialéctica que poco a poco iba derivando en amenazas y deseos de agresión.  Posteriormente el brasileño desmintió esto hechos en sus redes.

Jos M.C.

Artículos relacionados

[].forEach.call(document.querySelectorAll('.adsbygoogle'), function(){ (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); });