Djokovic: Investigan las pruebas PCR que presentó en Australia

 Djokovic: Investigan las pruebas PCR que presentó en Australia

El tenista serbio habría presentado una prueba PCR como positiva cuando, a su vez, esa prueba dio negativo. También habría mentido sobre los vuelos previos a Australia.

La odisea de Novak Djokovic en Australia continúa. Pese a que el tenista serbio logró ganar el juicio por la anulación de su visado a su llegada al país y haber podido entrenar por primera vez en la Rod Laver Arena desde que llegó al país el pasado día 5, el serbio sigue bajo la amenaza de deportación que podría ejecutar el ministro de Inmigración Alex Hawke. Y parece que las últimas informaciones no dejan en buen lugar al tenista serbio.

El periodista Ben Rothenberg, colaborador habitual de The New York Times, publicó una serie de tuits en las que puso en evidencia el resultado del presunto positivo con el que Djokovic logró la exención médica para el Open de Australia.

En la prueba PCR publicada tras revelarse las conversaciones y las pruebas PCR y la documentación aportada por Djokovic a su llegada a Australia, aparece un resultado de una prueba PCR en la que se lee que Djokovic ha dado positivo. Sin embargo, cuando se escanea el código QR que aparece en esa página el resultado es negativo.

«Amigos, esto es más que sospechoso. La prueba de COVID-19 presentada por Djokovic el 16 de diciembre (con código de confirmación7371999-259039) viene con un código QR. Cuando escaneas ese código QR (lo podéis intentar), te lleva a un sitio web que muestra que el resultado fue «negativo», no positivo. Pero ahora, lo he vuelto a intentar y me sale el resultado contrario para el mismo test: positivo. ¿Quién está jugando con esta página web? Hay más gente que está obteniendo una combinación de resultados positivo/negativo desde este código QR. No sé qué hacer, todo esto es muy extraño», aseguró Rothenberg en su cuenta de Twitter.

La ‘mentira’ de los viajes de Djokovic
Por si esto fuera poco, en las últimas horas varios medios australianos recogen que, pese a que Djokovic aseguró a su llegada a Australia que no había viajado a ningún otro sitio en los últimos 14 días antes de aterrizar en Melbourne, el tenista serbio habría mentido en su declaración al llegar al país, ya que Djokovic marcó «No» en el formulario de entrada en la pregunta «¿Has viajado o viajarás 14 días antes de tu vuelo a Australia?»

Sin embargo, las fotos que han aparecido en las redes sociales en las últimas horas no dejan en buen lugar a Djokovic. El serbio, que dio positivo por segunda vez en COVID-19 el 16 de diciembre y que acudió a un acto de su Fundación al día siguiente en Belgrado, fue cazado también el pasado día 25 entrenando en Belgrado tras haber dado negativo en el test que se hizo el día 22 de ese mes.

Sin embargo, la semana siguiente, el día 31, Djokovic fue visto entrenando en las instalaciones del Club de Tenis Puente Romano de Marbella, donde reside el serbio, y donde no dudó en hacerse una foto con los chicos de la Soto Tennis Academy de Sotogrande, en España, lo que demuestra su presencia en España antes de volar el día 4 de enero a Melbourne desde España previa escala en Dubai. La Policía Fronteriza Australiana ya está investigando este asunto que vuelve a complicar aún más si cabe el caso de Djokovic a la espera de una resolución definitiva.

Artículos relacionados

[].forEach.call(document.querySelectorAll('.adsbygoogle'), function(){ (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); });