El botón de inicio de Windows 11 se mueve al centro

 El botón de inicio de Windows 11 se mueve al centro

Windows 11 se estrenó el martes 5 de octubre, y la fecha es especial para Diego Baca, director de Diseño del nuevo sistema operativo de Microsoft.

No es para menos. Datos de Microsoft señalan que Windows 10 se usa en 1,300 millones de dispositivos, así que el lanzamiento de Windows 11 es una especie de “Día D” para Baca, un diseñador originario de Perú que pasó los meses de pandemia de COVID-19 supervisando todo el diseño de Windows 11, desde los aspectos visuales hasta la experiencia de usuario, una labor que explica consistió en coordinar a 45 diseñadores.

En el marco del Mes de la Herencia Hispana, que se celebra del 15 de septiembre al 15 de octubre y que festeja las contribuciones de las personas de origen hispano en Estados Unidos, presentamos esta entrevista con Diego Baca, director de Diseño de Windows 11.

“El objetivo era que Windows 11 se sintiera familiar, que no tuviera una gran curva de aprendizaje, que fuera superfácil de usar para que las personas se sintieran en control y, por tanto, concentrados”, explica Baca a Digital Trends en Español.

Luego de aproximadamente 18 meses en desarrollo, Microsoft estrena la décima cuarta versión de su sistema operativo para computadoras de escritorio. La novedad más notoria es que el emblemático botón de Inicio aparece al centro de la pantalla por primera vez desde que Microsoft lo estrenó en Windows 95. Pero los cambios van más allá.

El nuevo sistema operativo tiene un aspecto renovado que lo acerca a la experiencia visual de un sistema operativo móvil (más parecido a Android que a iOS), una decisión que según Baca obedece a que “para millones de usuarios en todo el mundo, su única computadora es su teléfono, así que el cambio contribuye a la sensación de familiaridad de Windows 11”.

Por qué el botón Inicio está en el centro?
Windows 11 llega a su fecha de lanzamiento con un cambio sustancial para los usuarios. El emblemático botón Inicio, que surgió como una forma de simplificar el uso de Windows, ahora aparece al centro de la pantalla, un movimiento que en términos de usabilidad no impacta a los usuarios, pero que según Baca lo favorece en términos visuales.

“Windows evolucionó y pasó de ser un sistema operativo que se usaba solo en oficinas, ahora se usa en pantallas muy pequeñas o en monitores enormes de 50 pulgadas o en arreglos con tres pantallas interconectadas”, explica. “Pusimos el botón Inicio al centro para hacerlo más accesible, ya no está en una esquina, creemos que el cambio favorece su uso”, detalla.

Igual, conscientes de que el cambio podría incomodar a algunos usuarios, Microsoft incluyó la opción de regresar dicho botón a la izquierda de la pantalla desde el menú de Configuración.

Artículos relacionados