El contrato de Piqué con el Barcelona al detalle

 El contrato de Piqué con el Barcelona al detalle

Según desvela el diario madrileño el central azulgrana le pidió a Bartomeu convertirse en el central mejor pagado del mundo, por delante de Ramos y en su renovación de 2018 se aseguró unos ingresos fijos de 12 millones netos por cinco temporadas, que podían llegar hasta los 15 con premios y variables

Después de desvelar las condiciones que puso Leo Messi para renovar su contrato con el FC Barcelona en 2020, el diario El Mundo, en el contexto del ‘BarçaLeaks’, desvela ahora el contrato de Gerard Piqué que, tras su renovación en 2018, se convirtió en el central mejor pagado del mundo. Lo rubricó un mes después de que Leo Messi se convirtiera en el deportista mejor pagado de la historia.

El defensa se garantizaba 142 millones de euros brutos durante las cinco temporadas de vigencia, ya que se aplicaba a la vigente (2017/18) hasta la 2021-22, según se desprende del contrato que publica el diario madrileño y que cifra en 28,4 millones brutos por temporada, que podrían aumentar si se cumplían algunos objetivos.

La misma información detalla que Piqué, en sus conversaciones con Bartomeu, le dijo que quería ser el central mejor pagado del mundo y ganar más que Sergio Ramos, algo que consiguió, pues el madridista percibía 12,5 millones netos en el Madrid, mientras que el azulgrana se acercaría a los 15 si cumplía con los bonus, pero se garantizaba un mínimo de 12.

Las condiciones económicas del contrato al que ha tenido acceso El Mundo reflejan establecen que Piqué ingresaría 13.600.000 euros brutos como salario fijo anual. En otro contrato se añadiría la parte de los ingresos por derechos de imagen, dado que la ley permite ingresar a los jugadores el 15% de sus ingresos en sus clubes por ese concepto, con una carga impositiva menor. A continuación, el contrato de trabajo detalla numerosos bonus vinculados a la consecución de objetivos, en una estructura similar al contrato de Messi, además de otros por premios especiales y de fidelidad.

La suma de la cantidad garantizada (12 millones), en la que se entiende que se incluiría un bonus por fidelidad, más el «premio especial», el «bonus extraordinario» y los ingresos por imagen arrojan una cantidad total de 142.073.272 millones. Es decir, 28,4 por cada una de las cinco temporadas.

La renovación con la llegada de la pandemia

A tenor del duro golpe económico que significó para el Barça -como para la mayoría de los grandes clubs-, que vieron reducidos sus gastos de forma radical, Gerard Piqué fue uno de los cuatro jugadores -junto a Ter Stegen, Lenglet y De Jong- que aceptaron alargar su vinculación con el Barça a cambio de diferir el sueldo. La misma información que firman Esteban Urreiztieta y Orfeo Suárez detalla que las cantidades pactadas en los ejercicios posteriores con Piqué eran de 18 millones brutos en la temporada 2020/21; 27,7, en la 2021/22; 29,50 en la 2022/23 y 40,80 en la última, la 2023/24. La suma de las cantidades arroja incluso sumas superiores, aunque todo indica que estarían en función de los bonus, ajustes y aplazamientos.

La misma información detalla que las cifras se refieren a la renovación que firmó antes de que Bartomeu dimitiera en noviembre de 2020 y que desconocen si ha acabado reduciendo sus ingresos tras las conversaciones que ha mantenido con el actual presidente, Joan Laporta.

Acusado de ocasionar «un gravísimo perjuicio»

Por otro lado, El Mundo hace una segunda entrega donde detalla el revuelo que causó en el club que Piqué fuera el productor del documental ‘La Decisión’, en el que Griezmann anunciaba que seguía una temporada más en el Atlético en lugar de fichar por el Barça aquel verano de 2018. En un informe interno, el Barça acusó a Piqué de ocasionar un «gravísimo perjuicio» al pedir interactuar a la entidad con sus negocios particulares. Los servicios jurídicos censuraron que el futbolista «antepusiera sus intereses a los del club», «faltara al respeto» y creara un «conflicto de intereses» al Barça. Fruto de esa conducta, el club se planteó sancionarle con «el 25% del salario de un mes, que podría ascender a más de 300.000 euros». Sin embargo, fruto del poder que tenían entonces los jugadores, el castigo quedó en nada.

Jos M.C.

Artículos relacionados

[].forEach.call(document.querySelectorAll('.adsbygoogle'), function(){ (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); });