El Covid provoca un retroceso en la lucha contra el sida, la malaria y la tuberculosis

 El Covid provoca un retroceso en la lucha contra el sida, la malaria y la tuberculosis

El Fondo Mundial contra la propagación del VIH, la tuberculosis y la malaria ha registrado por primera vez en su historia en 2020 un retroceso en la lucha contra estas tres enfermedades, según el nuevo informe publicado este miércoles, que señala como principal responsable a la pandemia de COVID-19.

Los resultados del informe califican el impacto del coronavirus como «devastador» y, aunque se han realizado algunos avances, los resultados programáticos clave han empeorado por primera vez en la historia del Fondo Mundial.

En 2020, el número de personas que recibió tratamiento para la tuberculosis farmacorresistente en los países donde invierte el Fondo Mundial cayó en un abrumador 19%, mientras que el número de personas que recibió tratamiento para la tuberculosis ultrarresistente se redujo incluso más, un 37%. A su vez, el número de pacientes seropositivos con tuberculosis que recibía tratamiento para ambas infecciones disminuyó un 16%.

El informe también muestra una reducción importante en las pruebas y los servicios de prevención del VIH dirigidos a poblaciones clave y vulnerables, que ya estaban desproporcionadamente afectadas. En comparación con 2019, el número de personas que recibieron programas y servicios de prevención del VIH se redujo un 11%, mientras que el número de jóvenes que accedieron a servicios de prevención descendió un 12%.

El número de madres que recibieron medicamentos para evitar transmitir el VIH a sus bebés cayó un 4,5%. En total, las pruebas del sida se redujeron un 22%, con el consiguiente retraso del inicio del tratamiento en la mayoría de los países.

Aus asi “La rápida y decidida respuesta al covid-19 impidió un resultado aún peor”, según el Fondo Mundial, que agrupa a gobiernos, agencias multilaterales, socios bilaterales, sociedad civil, personas afectadas por las enfermedades y sector privado.

En 2020, el fondo desembolsó 4.200 millones de dólares para continuar la lucha contra el VIH, tuberculosis y malaria, y aprobó 980 millones de dólares adicionales para financiar la respuesta al coronavirus.

Según el organismo, desde su creación en 2002 ha salvado 44 millones de vidas y el número de muertes causadas por sida, tuberculosis y malaria decreció en 46% en los países donde invierte.

Jos M.C.

Artículos relacionados

[].forEach.call(document.querySelectorAll('.adsbygoogle'), function(){ (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); });