El euro cae a su nivel más bajo en 20 años frente al dólar

 El euro cae a su nivel más bajo en 20 años frente al dólar

Volvamos a 2002, cuando al frente del BCE estaba el fallecido holandés Wim Duisenberg y al mando de la Reserva Federal (Fed) reinaba Alan Greenspan para ver el euro tan bajo respecto al billete verde. La moneda única europea se cambiaba a media tarde de ayer en 0,9819 dólares.

La explicación que proporcionaban los analistas era la subida de los tipos de interés de 75 puntos básicos decidida el pasado miércoles por la Fed, ya que el diferencial con la eurozona se ha ensanchado, puesto que en EE.UU. los tipos están en el 3-3,25% y en la eurozona en el 1,25%. Los bonos ofrecen mayor rentabilidad en el área del dólar y atraen más capitales. Y las perspectivas, tal como insinuó el presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, son de futuras subidas. Para la zona euro, una divisa débil debería darle ventaja a la hora de exportar, pero la gran mayoría de sus ventas al exterior tienen lugar en el seno de la misma Europa, con lo que la caída del euro tiene como consecuencia negativa inmediata elevar la factura energética para pagar las materias primas.

Varios bancos centrales fueron ayer los protagonistas. El de Inglaterra –tras un largo debate interno– subió los tipos 50 puntos hasta el 2,25% (máximos desde 2008) mientras que el de Japón optó por mantener los tipos negativos (-0,1%). Las autoridades monetarias asiáticas intervinieron en los mercados para frenar la caída del yen, que rompió la cota psicológica de los 145 yenes por un dólar, tras un descenso este año del 20%.

Es la primera vez que esto ocurre desde 1998. Los nipones justificaron la medida para frenar los ataques especulativos. Por cierto, Japón se ha quedado como el único país con bonos soberanos que ofrecen rentabilidad negativa. Hace un año, esto ocurría en 21 países. También el Banco Central de Suiza dio ayer un giro restrictivo al subir el precio del dinero del -0,25% a 0,5%, poniendo fin a siete años de tipos de interés negativos para luchar contra la inflación y fortalecer el franco suizo.

En cambio, el Banco Central de Turquía continuó con su peculiar estrategia para luchar con la inflación, que alcanzó en agosto el 80,2%: bajó tipos del 13 al 12%, lo que causó el desplome de la libra turca hasta un mínimo histórico frente al dólar. En Argentina, donde tienen una tasa de inflación similar, los tipos de interés están en el 75%.

Artículos relacionados

[].forEach.call(document.querySelectorAll('.adsbygoogle'), function(){ (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); });