España esta en la fase final de la Nations League

 España esta en la fase final de la Nations League

España se metió en la Final Four de la Nations League tras dar la sorpresa en Braga y ganar a Portugal (0-1) gracias a un gol de Morata a dos minutos del final y a una gran actuación de Unai Simón. Los de Luis Enrique lograron pasar a la fase final del torneo por segunda vez consecutiva y se jugarán el título en junio con Italia, Croacia y Países Bajos. Los de Lucho se van con las mejores sensaciones al Mundial de Qatar.

«Podría tirar las bolas al aire y tendría plena confianza en lo que saliera para jugar», dijo Luis Enrique en la previa de Suiza. Ante Portugal lo demostró. Hizo siete cambios respecto al primer partido. Sorprendió con la entrada de Guillamón, que estuvo correcto, y arriba solo Morata fue novedad porque siguió dando minutos, que los necesitan, a Ferran Torres y Sarabia. Cambió todo el centro del campo y eso España si lo acusó.

Rodri, Koke y Soler no son Busquets, Pedri y Gavi. Y el ritmo de la selección fue lento de inicio. Sí que España empezó dominando, con posesiones largas que impacientaban a la afición local. Hasta sacaban de quicio a Cristiano, titular ayer, aunque al ex del Madrid le cuesta poco.

Si a Luis Enrique le gustó poco la primera parte en La Romareda, la que jugó su equipo en el espectacular Estadio Municipal de Braga tampoco fue mucho mejor. De hecho, como en Zaragoza, volvió a acusar la falta de pólvora y se marchó al descanso sin una clara ocasión de gol. De hecho ni inquietó a Diogo Costa, consolidado en la portería lusa. Solo un par de aproximaciones. La primera al inicio, tras una buena presión de los tres de arriba. Morata se la dio a Sarabia, que se durmió en la frontal para cambiarse el balón de pierna y acabó disparando en el cuerpo del rival. La segunda, un tímido tiro de Ferran Torres, que ayer empezó por la derecha y no pudo con Danilo ni Nuno Mendes. El delantero del Barça, antes del descanso probó un tímido remate bombeado que se fue por encima del larguero.

Portugal, por su parte, especuló. A pesar de lo que dijo su entrenador, Fernando Santos, en la previa, jugó con el resultado. Sabiendo que le valía el empate, esperó a España, sabiendo que le llegarían sus ocasiones. Y las tuvieron, pero se encontraron con la mejor versión de Unai Simón. El meta del Athletic desvió un disparo lejano de Ruben Neves y metió una mano espectacular para evitar el tanto de Diogo Jota. Tras un recorte, el delantero del Liverpool se sacó un latigazo que iba directo a la escuadra, pero se encontró con una fantástica reacción del meta vasco, que se lució.

Los lusos dispusieron de otra gran ocasión, también de un tiro lejano. Esta vez de Bruno Fernández, que acabó en el lateral de la red, pero que la mitad del campo, por el efecto óptico, vio dentro.

Luis Enrique con un plan y funcionó
Busquets entró por Guillamón y Rodri pasó al eje de la zaga tras el descanso. Luis Enrique buscó más ritmo, pero los lusos salieron mucho más verticales y Unai tuvo que volver a aparecer para ganar un cara a cara a Cristiano al minutos de la reanudación.

Pero el seleccionador tenía un idea que salió redonda. A la hora de partido metió a Pedri, Gavi y Yeremy Pino. España había aguantado con el 0-0 y tenía media hora para ir a por el partido y lograr la gesta en Braga. España mordió arriba, atascó a Portugal, que tuvo una gran ocasión a balón parado, pero Carvajal sacó desde la línea el remate de Rubén Dias.

España no probó a Diego Costa hasta el minuto 70. Un disparo de mordido de Morata, que atajó sin problemas. El delantero del Atlético puso le puso en más apuros en un chut seco y ajustado desde la frontal, que salvó el meta del Porto, en la mejor ocasión hasta el momento de los de Luis Enrique, que también había sacado a Nico Williams.

Y el plan de Lucho funcionó. A dos minutos del final, Carvajal cambió de orientación desde la izquierda y Nico, con la cabeza, dejó en bandeja el gol hecho a Morata, que solo tuvo que empujarla.

Locura en el banquillo español e indignación de los portugueses, porque España acababa de dinamitar su pase a la Final Four cuando ya lo celebraban. Lo pudo remediar Cristiano, pero se volvió a encontrar a un gigante en la portería española. Unai Simón sacó la rodilla para evitar el empate y dejar a España en la fase definitiva de la Nations League el próximo mes de junio.

Jos M.C.

Artículos relacionados

[].forEach.call(document.querySelectorAll('.adsbygoogle'), function(){ (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); });