Estados Unidos cambia su estrategia tras perder un simulacro de guerra contra China

 Estados Unidos cambia su estrategia tras perder un simulacro de guerra contra China

Un general ha revelado que el ejército estadounidense «fracasó estrepitosamente» en un juego de guerra, lo que provocó un cambio importante en la estrategia de lucha.
La preparación de Estados Unidos para el conflicto armado fue puesta a prueba en un ejercicio el pasado mes de octubre, que terminó descubriendo serias debilidades en su estrategia de guerra, informa Business Insider.
El vicepresidente del Estado Mayor Conjunto, el general John Hyten, declaró el lunes: «Sin exagerar el tema, fracasó estrepitosamente».
Durante la guerra simulada, descrita como “una confrontación ficticia con China” que implicó una pelea por Taiwán, el enemigo imaginario puso patas arriba la estrategia del equipo azul (es decir, la de Estados Unidos) de “dominio de la información”.
«Un equipo rojo agresivo [tomando el papel de hostiles] que había estado estudiando a los Estados Unidos durante los últimos 20 años simplemente corrió a nuestro alrededor», señaló Hyten. Agregó: “sabían exactamente lo que íbamos a hacer antes lo hicimos y ellos lo aprovecharon”.
“Imagine lo que nuestros competidores reales han estado haciendo durante los últimos 20 años, probablemente con un enfoque aún mayor, con números más grandes”, manifestó Hyten. «Así que tuvimos que dar un paso atrás y mirar de manera amplia y decir: ‘OK, ¿qué nos perdimos?'»
Hyten comentó que las fuerzas estadounidenses intentaron establecer el dominio de la información, «al igual que en la primera Guerra del Golfo, de la misma forma que ha sido durante los últimos 20 años, al igual que todos en el mundo, incluidas China y Rusia, nos han observado hacer durante los últimos 30 años».
El intento fracasó de inmediato, debido a la dependencia de las fuerzas armadas estadounidenses de los datos y las comunicaciones digitales, que pueden interrumpirse si se atacan satélites estadounidenses. El enfrentamiento simulado también mostró que la agregación de las fuerzas estadounidenses podría dejarlas más vulnerables frente a los enemigos de las grandes potencias.

En el mundo de hoy, con misiles hipersónicos, con importantes incendios de largo alcance que nos llegan desde todos los dominios, si estás agregado y todos saben dónde estás, eres vulnerable”, explicó Hyten.
Desde entonces, el Pentágono ha estado buscando cómo actualizar su enfoque de guerra a una estrategia de «maniobra ampliada». Su propósito es desarrollar la capacidad de atacar de una manera que haga imposible que un adversario se defienda, y conectar los enlaces de mando y control para dar a los comandantes una imagen más clara del campo de batalla.
Hyten expuso que los cambios eran esenciales, ya que la ventaja de combate del ejército estadounidense sobre potencias rivales como China se está «reduciendo rápidamente».

Artículos relacionados

[].forEach.call(document.querySelectorAll('.adsbygoogle'), function(){ (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); });