Estados Unidos llega a los 600.000 muertos por coronavirus

 Estados Unidos llega a los 600.000 muertos por coronavirus

Estados Unidos superó el lunes las 600,000 muertes por COVID-19, según un recuento de Reuters, mientras la desaceleración de las tasas de vacunación amenaza el objetivo del gobierno de que el 70% de los adultos reciban al menos una inyección y 160 millones de personas estén completamente inoculadas para el 4 de julio.
El éxito inicial del lanzamiento de la vacuna en Estados Unidos ha tenido un gran impacto en el ritmo de las muertes por COVID-19. Se necesitaron 113 días para pasar de 500,000 muertes a 600,000, el segundo salto más lento de 100,000 decesos desde que comenzó la pandemia. La nación pasó de 400,000 a 500,000 fallecidos en solo 35 días.
El promedio de muertes por COVID-19 en siete días en Estados Unidos ha caído casi un 90% desde su pico en enero. El país reportó 18,587 decesos relacionados con el coronavirus en mayo, aproximadamente un 81% menos que en enero, mostraron datos de Reuters.
Si bien el epicentro de la pandemia se ha desplazado a lugares como Brasil e India en los últimos meses, Estados Unidos sigue siendo el país más afectado en términos de muertes acumuladas.
Hasta ahora Estados Unidos ha vacunado a 166 millones de adultos con al menos una dosis, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC). Pero la tasa de inyecciones administradas ha disminuido significativamente desde un pico de mediados de abril.
El promedio de hospitalizaciones por COVID-19 durante siete días también se ha desplomado desde abril debido a las vacunas. El 2 de junio, el total de pacientes internados cayó por debajo de los 20,000 por primera vez desde el 24 de junio del 2020.
Los nuevos casos diarios de COVID-19 también han disminuido desde marzo, y el país informó el número más bajo de casos per cápita en mayo de este año, según un análisis de Reuters.
Con la vacunación reducida a aproximadamente 1.10 millones de dosis por día la semana pasada, un 67% menos que la tasa más alta de siete días, el gobierno federal y los gobernadores estatales han creado todo tipo de incentivos para que las personas no vacunadas lo hagan, como cuidado de niños gratis y transporte a los centros de inmunización.
Hasta el domingo, casi el 52% de la población de Estados Unidos ha recibido su primera dosis de vacuna, según los CDC.

Jos M.C.