Ferrari presenta su primer SUV «Purosangue» de 725 CV

 Ferrari presenta su primer SUV «Purosangue» de 725 CV

Ferrari se sumó a la tendencia de los SUV, que ya son un suceso en todo el mundo. Pero en este caso los muchachos de Maranello tiraron la casa por la ventana y presentaron una silueta innovadora pero manteniendo la escencia del cavallino en donde realmente importa: bajo el capot.

Y si bien en varios mercados de Europa los motores de alta cilindrada y muchos cilindros están en peligro de extinción, en una jugada audaz (que bancamos fuerte), en esta primera etapa de lanzamiento el Purosangue se anunció con un brutal V12 aspirado (6,5 litros) fiel a los orígenes de la marca italiana que eroga 725 CV mientras puede girar hasta un emocionante régimen de 8.250 rpm.

Naturalmente, el motor está combinado a un sistema de tracción a las cuatro ruedas y la potencia se transmite mediante una caja automática de doble embrague y ocho velocidades que está montada sobre la parte trasera para contribuir en la distribución de pesos (según Ferrari es de un 49:51, algo inédito para un vehículo de estas características).

El SUV pesa 2 toneladas, la relación peso/potencia que acusa la ficha técnica es de 2,8 kilos por CV, lo que le permite al Ferrari Purosangue acelerar de cero a cien en 3,3 segundos (cero a doscientos en ¡10,6!) y alcanzar una velocidad máxima que según la marca supera los 310 km/h.

La carrocería del nuevo exponente de la casa de Maranello está construida con materiales que van desde aluminio hasta fibra de carbono, y suma la introducción de “acero de alta resistencia en zonas importantes”. En términos estéticos exhibe claramente los últimos cánones de diseño que caracterizan a otros modelos de la marca, pero en este caso pensando también en la versatilidad y el confort para los cuatro pasajeros que viajen en el interior.

Quizás lo más llamativo en materia de estilo está en el sector lateral, donde se destaca la presencia de puertas traseras con apertura “tipo suicida”. Por su parte, el techo es de fibra de carbono para mantener así un centro de gravedad bajo, uno de los ítems más conflictivos en los SUV y crossover.

Como mencionamos más arriba, el habitáculo del Ferrari Purosangue está preparado para cuatro ocupantes, con butacas individuales que incorporan calefacción y regulación eléctrica. Los asientos traseros pueden rebatirse para aumentar la capacidad de baúl, que es uno de los más grandes que se haya visto en un Ferrari: declaran 473 litros.

Así las cosas, Ferrari se adentra en uno de los segmentos con mayor crecimiento de los últimos tiempos, y lo hace con un vehículo que promete estar a la altura de lo que ofrecen los biplaza de Maranello en términos dinámicos pero al mismo tiempo tener la ventaja de una mayor versatilidad con buen espacio en las plazas traseras y un baúl generoso.

De esta forma, la marca italiana se enfrentará a rivales como Lamborghini Urus, Aston Martin DBX 707, Bentley Bentagya y también modelos más “terrenales” como Audi Q8 o Porsche Cayenne. 75 años tardó Ferrari en desarrollar y fabricar un vehículo de producción de estas características. Veremos qué respuesta tendrá por parte de sus exigentes clientes.

Jos M.C.

Artículos relacionados

[].forEach.call(document.querySelectorAll('.adsbygoogle'), function(){ (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); });