Giniel De Villiers atropella a motociclista chileno César Zumarán

 Giniel De Villiers atropella a motociclista chileno César Zumarán

Giniel de Villiers, ganador del Rally Dakar 2009, fue protagonista hoy de un vergonzoso incidente, en el que atropelló al motociclista chileno César Zumarán, dejándolo tendido en medio del desierto.

El piloto sudafricano iba transitando por una zona rocosa durante la especial de la segunda etapa, cuando se encontró con el chileno que estaba detenido en la arena.

En un video dado a conocer por la televisión francesa, se puede apreciar claramente como el sudafricano atropella a Zumarán, propinándole un fuerte golpe desde atrás, haciéndolo caer.

Incluso, la incidencia pudo tener un saldo más lamentable, porque el chileno cayó delante de la camioneta y bien pudo ser atropellado por el pesado vehículo.

Apenas se levantó, el chileno le hizo señas a de Villiers para que siguiera adelante, lo que el sudafricano hizo rápidamente. En forma inmediata, Zumarán se tiró al suelo dando claras muestras de dolor, mientras que el sudafricano continuó con su marcha.

El piloto de Toyota expresó al finalizar la etapa: “Era un tramo con arena y rocas y yo iba despacio cuando vi al motociclista parado del lado izquierdo. Como había una piedra en la arena, me tiré hacia su lado y lo golpeé. Enseguida retrocedí con el auto. Cuando él se puso de pie y saludó con el brazo, yo lo tomé como una señal de que estaba todo ok y que debía pasar. Pasé la moto y no quise parar de nuevo, ya que el sector estaba muy arenoso y tenía miedo de quedarme atascado”, terminó expresando.

Luego de escuchar las declaraciones del sudafricano, los comisarios señalaron que la tripulación de la camioneta no tomó el cuidado necesario al pasar a Zumarán y además no brindó ninguna ayuda.

El reglamento del Dakar es bien claro y no deja lugar a dudas, tal como lo explicaron: “Si una tripulación se ve involucrada en un accidente en el que una persona que no es miembro de la tripulación sufre una lesión física, el vehículo debe detenerse inmediatamente”. Luego agregaron: “Aun cuando el motociclista hizo un gesto indicando a la tripulación que pasara, es una obligación para la tripulación detenerse y confirmar que el piloto no está herido físicamente. Afortunadamente, el motociclista no resultó herido”.

Cuando fue interrogado por los comisarios de la Federación Internacional de Motociclismo (FIM), Zumarán expresó que no quedó conforme con el comportamiento del binomio del auto número 207.

Los comisarios consideraron el comportamiento de la tripulación como una infracción del reglamento, por lo que decidieron que la penalización adecuada es una penalización de tiempo, sumándole cinco minutos al tiempo de carrera empleado por Ginel de Villiers en la etapa de este lunes.

Artículos relacionados

[].forEach.call(document.querySelectorAll('.adsbygoogle'), function(){ (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); });