Hallan la partícula culpable de las dosis contaminadas de Moderna en Japón

 Hallan la partícula culpable de las dosis contaminadas de Moderna en Japón

Dos personas mayores de 30 años fallecieron después de recibir las segundas dosis. El país canceló la aplicación de 1,63 millones de dosis, que llegaron en tres lotes y se enviaron a más de 800 centros de vacunación.

Dos regiones japonesas suspendieron el domingo (29 de agosto) el uso de la vacuna de Moderna tras detectarse nuevos lotes contaminados del fármaco anti Covid-19. Ocurre en momentos en que Japón está investigando la muerte de dos hombres jóvenes, de 30 y 38 años, que recibieron sus segundas dosis de lotes supuestamente contaminados con un “metal”.

Según el ministerio de Salud nipón, aún se investiga la causa de la muerte y “actualmente se desconocen las relaciones causales con las vacunas”. Ambos hombres tuvieron fiebre después de recibir sus vacunas y ninguno tenía condiciones de salud subyacentes o antecedes alérgicos.

La suspensión afecta a 1,63 millones de dosis de vacunas, que llegaron en tres lotes y se enviaron a más de 800 centros de vacunación en todo Japón. La prefectura de Okinawa decidió el domingo “suspender el uso” de las vacunas “porque se detectaron sustancias extrañas”. La prefectura de Gunma, también suspendió el uso, pero continúan utilizando aquellos lotes en buen estado.

Los dosis en cuestión fueron fabricados por Laboratorios Farmaceuticos Rovi, que maneja el paso final en el proceso de fabricación de los viales Moderna utilizando ingredientes de vacunas producidos en Suiza que están destinados a mercados fuera de Estados Unidos.

Podría ser “un metal que reacciona a un imán”, dice investigación preliminar
Las impurezas se detectaron en 39 viales de ocho centros de vacunación en Japón. Los frascos pertenecían a uno solo de los tres lotes señalados, el 3004667. Desde el gobierno de España, aclararon, sin embargo, que los únicos lotes de la vacuna producidos en España y que contenían sustancias extrañas son los que llegaron a Japón.

Takeda Pharmaceutical Co., que está a cargo de la importación y distribución de la vacuna en Japón, declaró en un comunicado haber recibido “informes de varios centros de vacunación, según los cuales se descubrieron cuerpos extraños” en frascos sellados. Por su parte, Moderna estimó que “el problema de fabricación se generó en una de las líneas de producción utilizadas en su centro de fabricación contratado en España”, diciendo que hasta ahora “no se han identificado problemas de seguridad o eficacia”.

Jos M.C.