La ciencia responde por qué nos dan miedo los payasos

 La ciencia responde por qué nos dan miedo los payasos

La coulrofobia es lo que popularmente se conoce como el miedo a los payasos, los estudios indican que este miedo está presente tanto entre adultos como entre niños en muchas culturas diferentes.

El sitio The Conversation intentó responder esta pregunta, y para eso diseñaron El Cuestionario de Miedo a los Payasos que fue completado por una muestra internacional de 987 personas de entre 18 y 77 años.

¿Cuáles fueron las principales conclusiones de esta encuesta?:

Más de la mitad de los encuestados (53,5%) dijeron que tenían miedo de los payasos al menos hasta cierto punto, y el 5% dijo que tenían «mucho miedo» de ellos.
Las mujeres tienen más miedo de los payasos que los hombres.
La coulrofobia disminuye con la edad, lo que nuevamente coincide con la investigación de otros miedos.

¿Por qué el miedo a los payasos?
The Conversation además entregó un cuestionario de seguimiento al 53,5% que había reportado al menos algún grado de miedo al payaso. Este nuevo conjunto de preguntas se relacionaba con ocho explicaciones plausibles para los orígenes de este miedo, de la siguiente manera:

Una sensación misteriosa o inquietante debido al maquillaje de los payasos que los hace parecer no del todo humanos. Una respuesta similar se ve a veces con muñecas o maniquíes.
Los rasgos faciales exagerados de los payasos transmiten una sensación directa de amenaza.
El maquillaje de payaso esconde señales emocionales y crea incertidumbre.
El color del maquillaje de payaso nos recuerda a la muerte, la infección o la lesión de la sangre, y evoca disgusto o evitación.
El comportamiento impredecible de los payasos nos hace sentir incómodos.
El miedo a los payasos se ha aprendido de los miembros de la familia.
Representaciones negativas de payasos en la cultura popular.
Una experiencia aterradora con un payaso.
Una de las razones más poderosas de este miedo es lo que esconde el maquillaje de los payasos sobre las verdaderas expresiones faciales.

“Si el maquillaje que enmascara las emociones causa miedo, ¿las personas que tienen la cara pintada como animales también crean el mismo tipo de efecto? ¿O hay algo más particular sobre el maquillaje de los payasos que impulsa este miedo?”, zanjan los investigadores, ofreciendo un avance de posibles investigaciones futuras en relación a la coulrofobia.

Artículos relacionados