La inflación en EE.UU. es más preocupante de lo que se pensó

 La inflación en EE.UU. es más preocupante de lo que se pensó

Powell: “Las restricciones en las cadenas de suministro están en el centro de la inflación y han empeorado”, aseveró.

El presidente de la Reserva Federal (Fed), Jerome Powell, admitió que la inflación en Estados Unidos es más preocupante y estructural que a principios de este año, después de haber asegurado en los últimos meses que se trataba de algo “transitorio”.

“Sí, creo que es justo decir que así es”, respondió Powell en el Comité Bancario del Senado al ser preguntado por un legislador sobre si la inflación actual es más preocupante y estructural ahora que hace unos meses.

Además, Powell afirmó que los problemas de la cadena de suministro en Estados Unidos, uno de los principales motivos de la elevada inflación, “no solo no han mejorado, sino que en algunos casos han empeorado”.

“Las restricciones en las cadenas de suministro están en el centro de la inflación y han empeorado”, aseveró.

Así, Powell reconoció en su declaración ante los senadores que “es probable” que la inflación se mantenga alta en los próximos meses antes de moderarse.

En este sentido, el presidente de la Fed anunció que aumentaría las tasas de interés “si la inflación sostenida se convirtiera en una preocupación seria”.

“A medida que la economía continúa reabriéndose y el gasto se recupera, estamos viendo una presión al alza sobre los precios, particularmente debido al estancamiento en la oferta en algunos sectores”, agregó.

La inflación anual se redujo en agosto en Estados Unidos en una décima, al 5.3%, en la primera señal de un enfriamiento de los precios tras meses de alzas sostenidas, aunque se mantiene todavía a niveles muy elevados.

En julio, el banco dirigido por Powell situó el crecimiento estimado para el 2021 en la economía estadounidense en 7% y la inflación al cierre del año en 3.4%.

Por otro lado, explicó que el banco central estadounidense podría comenzar a reducir sus US$ 120,000 millones en compra mensual de bonos en su próxima reunión de política monetaria, programada para el 2 y el 3 de noviembre.

En su último encuentro la semana pasada, la Fed dejó sin cambios los tipos de interés, entre el 0% y 0.25%, pero apuntó a que podría iniciar “pronto” la retirada del estímulo monetario a través de la reducción en el volumen de compra mensual de bonos.

Artículos relacionados

[].forEach.call(document.querySelectorAll('.adsbygoogle'), function(){ (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); });