La inflación en Europa escala en julio a su máximo histórico

 La inflación en Europa escala en julio a su máximo histórico

El aumento de la inflación sigue siendo un problema en Europa. Ahora, con un 8,9% en el reporte del índice inflacionario del mes de julio, publicado por la oficina de estadística europea, Eurostat.

Aunque ligero, este indicador tuvo un aumento con respecto al 8,6% del reporte del mes de junio. Acercándose al 10%, la inflación sigue rompiendo récords en Europa, tal como ha venido ocurriendo los últimos meses en la región, así como en diversos países locales de manera individual.

Entre esos casos destaca el de España, cuya inflación ya había alcanzado el 10% el mes pasado, tal como reportó Latinoamérica Informa. Pero al corte de julio ya la inflación se ubicó en 10,7% en España.

Los índices de incremento de los precios al consumidor han subido abruptamente este año. En julio, pero de 2021, la inflación de la Unión Europea se situaba apenas en 2,5%, mientras que la española era de 2,9%.

Esta situación, cuyo origen coincide con una altísima emisión monetaria como respuesta a la crisis de la pandemia, no solo afecta a Europa. En Estados Unidos, a pesar de las medidas de aumento de tasas de interés constantemente, la inflación no deja de subir tampoco.

Mientras tanto, economistas y voceros de los gobiernos insisten en negar la relación entre la emisión monetaria masiva de los últimos dos años con estos índices inflacionarios sin precedentes.

En el conjunto de la Unión Europea (UE), la tasa de inflación interanual del mes pasado alcanzó igualmente un nuevo máximo histórico, siendo del 9,8%, dos décimas por encima de la lectura de junio. En julio de 2021, la subida de los precios entre los Veintisiete fue del 2,5% interanual.

De este modo, la presión inflacionista en la eurozona y la UE se situó por debajo de la registrada en Reino Unido, donde los precios subieron un 10,1%, tras el alza del 9,4% de junio. Sin embargo superó a Estados Unidos, donde la inflación se moderó al 8,5%, seis décimas por debajo del 9,1% observado en junio.

La escalada de los precios de la zona euro se intensificó en el séptimo mes de 2022, a pesar de que la subida interanual del precio de la energía se desaceleró al 39,6% desde el 42% de junio. El incremento del precio de los alimentos frescos en julio fue del 11,1%, cuando en junio había sido del 11,2%. Los servicios se encarecieron un 3,7% interanual, tres décimas más que el mes anterior, mientras que los precios de los bienes industriales no energéticos subieron un 4,5%, frente al 4,3%.

Jos M.C.

Artículos relacionados

[].forEach.call(document.querySelectorAll('.adsbygoogle'), function(){ (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); });