La OIEA visitará la planta nuclear de Zaporiyia en misión urgente

 La OIEA visitará la planta nuclear de Zaporiyia en misión urgente

Un equipo del organismo de supervisión nuclear de la ONU inició el lunes una misión urgente para salvaguardar la central nucleoeléctrica de Zaporiyia, la cual se encuentra en el centro de los combates en Ucrania, un viaje largamente anticipado que el mundo espera ayude a evitar una catástrofe radiactiva.

Hay demasiado en juego para los expertos del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) que visitarán la planta ubicada en el mismo país en que el desastre de Chernóbil en 1986 liberó radiación por toda la región, estremeciendo al mundo e intensificando la presión internacional por distanciarse de la energía nuclear.

“Sin exagerar, esta misión será la más difícil en la historia del OIEA”, dijo el ministro del Exterior de Ucrania, Dmytro Kuleba.

Y en un recordatorio de lo urgente que es resolver la situación, Ucrania y Rusia nuevamente intercambiaron acusaciones de ataques en las inmediaciones de la central nuclear, la más grande de Europa, que estuvo desconectada brevemente de la red eléctrica la semana pasada. Los riesgos son tan elevados que las autoridades han comenzado a distribuir tabletas de yodo entre los residentes de la zona para combatir la radiación.

A fin de evitar un desastre, el director general del OIEA, Rafael Grossi, ha intentado obtener acceso desde hace meses a la planta de Zaporiyia, la cual ha estado bajo control de las fuerzas rusas desde los primeros días de un conflicto que ya lleva más de seis meses. Trabajadores nucleares ucranianos han estado operando la planta.

Ante riesgo de radiación, Unión Europea entrega cinco millones de pastillas de yoduro potásico
Bruselas dona a Ucrania 5,5 millones de pastillas de yoduro de potasio para proteger a la población ante posible contaminación radioactiva, por ataques en cercanías de central nuclear de Zaporiyia, la mayor de Europa.

El yoduro de potasio es una sal de yodo no radiactivo que puede ayudar a impedir que la tiroides absorba el yodo radiactivo, por lo que protege a la tiroides del daño que provocaría la radiación. La tiroides es la parte del cuerpo que es más sensible al yodo radiactivo.

La Comisión Europea (CE) indicó este martes en un comunicado que el 26 de agosto el Gobierno ucraniano pidió al club comunitario pastillas de yoduro de potasio»como una medida de seguridad preventiva para incrementar el nivel de protección en torno a la central nuclear de Zaporiyia».

Los comprimidos se utilizarían «en escenarios limitados para evitar que la tiroides absorba el yodo radiactivo inhalado o ingerido», precisó Bruselas.

Jos M.C.

Artículos relacionados

[].forEach.call(document.querySelectorAll('.adsbygoogle'), function(){ (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); });