Lo que se sabe de las variantes de ómicron: BA.4 y BA.5

 Lo que se sabe de las variantes de ómicron: BA.4 y BA.5
Digiqole Ad

Sudáfrica alertó del inicio de una posible nueva ola por coronavirus, la Consejería de Salud ha confirmado este viernes los primeros casos de los sublinajes BA.4/BA.5 de ómicron, tres meses después de que esta variante de coronavirus apareciese en Asturias España. La sección de Virología del Laboratorio de Microbiología del Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA) ha detectado estas subvariantes en cuatro muestras de PCR positivas y sospecha de otras dos, que se están analizando.

¿Qué se sabe de estas subvariantes?
Sudáfrica, que desde el comienzo de la pandemia se mantiene como el gran epicentro de la covid para África, es uno de los puntos del mundo en los que se han detectado nuevos linajes de la variante ómicron.

En concreto, el pasado 11 de abril, la Organización Mundial de la Salud (OMS) confirmó tener bajo vigilancia dos nuevos linajes de Ómicron, BA.4 y BA.5, cuyas «mutaciones adicionales deben estudiarse más a fondo para comprender su impacto en el potencial de escape inmunológico», y mencionó Sudáfrica entre los países que hallaron su presencia. Pero en un estudio que aún no ha sido revisado por otros expertos, se confirma que estas dos subvariantes se extienden rápido y ya están sustituyendo a sus antecesoras, por lo que prevén que reemplacen a BA.2 en todo el mundo en los próximos uno o dos meses.

Estos dos nuevos linajes de Ómicron también se han detectado en al menos otros 20 países, entre ellos Bélgica, Francia, Alemania, Reino Unido, Suiza, Australia, China o Estados Unidos.

Mutaciones «notables» en Sudáfrica
La revista ‘Nature’ se hace eco del estudio de Tulio de Oliveira, virólogo que dirige uno de los programas de vigilancia genómica más sólidos del mundo para el SARS-CoV-2. Y lo hace en el Centro de Respuesta e Innovación ante Epidemias de la Universidad de Stellenbosch, en Sudáfrica, desde donde ya dieron la alarma de la llegada de la variante ómicron, a finales del pasado año. Y allí es precisamente donde han descubierto estas nuevas subvariantes, pues es en Sudáfrica donde BA.4 y BA.5, han ganado terreno rápidamente y están creciendo en prevalencia durante el último mes.

Una de las cosas que hace que BA.4 y BA.5 sobresalgan para los virólogos es una mutación de aminoácidos que comparten llamada F486V. Esa mutación se encuentra en la proteína de la Espiga de los virus, cerca del lugar en el que la proteína se une al receptor ACE2 de las células, una interacción que abre la puerta a la infección. Los anticuerpos generados en respuesta a las vacunas contra el COVID-19 y a infecciones anteriores con el coronavirus neutralizan el virus al adherirse a ese punto.

¿Qué podría pasar con los sublinajes?
Las variantes del coronavirus de este año causan, por término medio, una enfermedad menos grave que las versiones anteriores del virus. Pero según los investigadores eso no es señal de que el coronavirus vaya a seguir debilitándose. Además de adquirir las mutaciones habituales, el coronavirus puede evolucionar rápidamente a través de la recombinación al insertar un trozo de secuencia de una variante en el genoma de otra.

Digiqole Ad

Jos M.C.

Artículos relacionados

[].forEach.call(document.querySelectorAll('.adsbygoogle'), function(){ (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); });