Los nuevos síntomas que presenta ómicron

 Los nuevos síntomas que presenta ómicron

La irrupción de la variante ómicron ha cambiado el rumbo de la pandemia a nivel global desde que se detectara oficialmente el primer caso y como advirtieron las autoridades sanitarias europeas, se convertirá en la cepa dominante desplazando a la variante delta.

Los contagios diarios no paran de aumentar, sobre todo en estas fechas tan señaladas, y la velocidad de reproducción de esta mutación está sorprendiendo a la comunidad científica. De hecho, los expertos señalan que ómicron representa el virus de propagación más rápida de la historia, aunque los estudios preliminares indican que es más leve que el resto de variantes y que no provoca una mayor gravedad en las personas vacunadas.

Cansancio, congestión nasal y tos: principales síntomas
Según los datos disponibles, ómicron presenta más de 30 mutaciones en el gen S y varias de ellas están relacionadas directamente con el aumento de la capacidad de transmisión y el escape a la inmunidad generada por las vacunas. Sin embargo, esto no quiere decir que aumente la probabilidad de desarrollar cuadros graves, ya que se ha demostrado que las vacunas reducen la probabilidad de hospitalización y muerte.

Los síntomas también pareces ser diferentes a la del resto de cepas, según la información recogida hasta el momento. La doctora y presidenta de la Asociación Médica de Sudáfrica, Angelique Coetzee, fue la primera en alertar a las autoridades sanitarias correspondientes de la existencia de esta variante tras observar a pacientes con Covid-19 que presentaban una sintomatología diferente.

Entre los casos positivos confirmados había jóvenes que manifestaban fatiga intensa y cansancio generalizado. Así, la sintomatología era leve y no observaba características frecuentes de otras cepas, como la pérdida del gusto y del olfato.

Poco después, cuando empezaron a detectarse los primeros casos en Estados Unidos, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) encontraron más síntomas comunes: cansancio, congestión y secreción nasal, y tos.

Un periodo de incubación más corto que otras cepas
A medida que han avanzado los días, se han registrado síntomas comunes en pacientes contagiados con esta cepa como el dolor muscular, la cefalea, la fatiga o la fiebre, unidos a los descritos anteriormente. Por tanto, como indica en una entrevista a Infosalus la vocal de la Sociedad Española de Inmunología (SEI) la doctora Yvelise Barrios, esta nueva cepa se caracteriza por un aumento de la mucosidad, sequedad y dolor de garganta, tos, fiebre y una menor afectación en los pulmones.

«La ómicron es, sin duda, el virus que se expande más rápidamente entre los que hemos podido investigar con este nivel de detalle», indica al respecto el codirector del Centro de Dinámicas de las Enfermedades Infecciosas de la Universidad de Harvard, William Hanage.

El experto ha destacado que muchas personas contagiadas por ómicron, sobre todo vacunadas, presentan sintomatología leve «comparables a un resfriado». No obstante, Hanage también aclara que el problema es que «habrá otras graves, por lo que al ser tan transmisible, el número total que necesitará atención médica pondrá en apuros el sistema de salud».

Asimismo, la información disponible hasta el momento sugiere que el periodo de incubación de esta variante es más corto. Un estudio realizado en Noruega tras un brote de ómicron establece en tres días el periodo medio de incubación con esta mutación del virus, en comparación con la media de cinco días de otras variantes previas.

Jos M.C.

Artículos relacionados

[].forEach.call(document.querySelectorAll('.adsbygoogle'), function(){ (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); });