Los príncipes se reúnen para rendir tributo a la reina

 Los príncipes se reúnen para rendir tributo a la reina

La familia real británica ha vivido las últimas 48 horas con mucha intensidad y tristeza tras el fallecimiento de Isabel II. Además de difíciles, están siendo totalmente históricas, y, en apenas dos días hemos visto ya numerosos momentos para el recuerdo, desde la llegada de los nuevos reyes a Buckingham hasta la proclamación oficial o las muestras de agradecimiento del resto de la familia desde Balmoral. Esta tarde se ha producido otro hecho que, hasta el pasado jueves, no pensábamos ver hasta dentro de mucho tiempo: el reencuentro público entre Kate y Guillermo, nuevos príncipes de Gales, con los duques de Sussex.

Los conocidos como ‘los cuatro fantásticos’ se han desplazado hasta el castillo de Windsor para ver las flores y los mensajes depositados en honor a la monarca. Como era de esperar, todos han vestido de negro, algo que la familia completó hará hasta al menos hasta que acabe el luto oficial. Aunque los looks de Kate y Meghan han sido igual de acertados y sobrios, cada una ha aportado su toque diferencial.

Al igual que ha hecho Camilla en su primer acto como reina consorte, las dos han vestido de negro de pies a cabez, incluyendo medias tupidas, accesorio poco común en ellas -especialmente en la duquesa de Sussex-. Como todo en cuestiones de protocolo, sin duda los atuendos de los Windsor estos días están estudiados al milímetro. Kate se ha mantenido absolutamente fiel a su estilo, luciendo un vestido entallado que realzaba su silueta. Ha apostado por una pieza de escote redondeado, manga larga y falda de tubo hasta la rodilla muy similar a elecciones anteriores, y ha rematado con unos stilettos clásicos de ante con puntera afilada y tacón de aguja. Otro detalle a destacar es que, en su debut como princesa de Gales, ha querido lucir su anillo de compromiso, que perteneció a la inolvidable Diana, de quien hereda el título.

Vuelve el ‘escote Meghan’
Mientras que a Kate le encantan los diseños entallados, Meghan prefiere los vestidos evasé estilo New look. Por eso, no sorprende que se haya decantado por una pieza de este estilo con manga corta y su adorado escote barco, renombrado por la prensa británica como ‘escote Meghan’ por ser una de las señas de identidad de su armario. Lo incorporó en su último look de soltera, en su boda y en numerosas citas oficiales señaladas, por lo que no resulta extraño que hoy también haya querido llevarlo. Lo ha acompañado de un calzado prácticamente idéntico al de su cuñada y ha rematado con varias pulseras de oro que le hemos visto anteriormente.

Curiosamente -o no-, las dos han apostado por looks de belleza muy similares, con maquillajes naturales y dejando sus largas melenas sueltas, peinadas con raya al medio, volumen y ondas deshechas en las puntas.

Artículos relacionados

[].forEach.call(document.querySelectorAll('.adsbygoogle'), function(){ (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); });