Maite Perroni y Marimar Vega, amistad en la serie “El juego de las llaves”

 Maite Perroni y Marimar Vega, amistad en la serie “El juego de las llaves”

La energía que existe entre ambas actrices es inquiebrantable, no solo porque comparten set en el Juego de las Llaves, sino porque son amigas desde el colegio. El destino, la vida el universo las llevó a reunirse de nuevo para este proyecto y tenerlas juntas fue ver a dos mujeres que se quieren y se admiran, que no paraban de conversar entre cada foto de ahí salió la dinámica para la portada Chic México.

Estas es una breve reseña de la entrevistara que ambas se hicieron, sobre los temas que toca esta serie de Amazon Prime, que ahora estrenará su segunda temporada el 16 de septiembre. Sexualidad, tabúes, relaciones de pareja, la revolución sexual femenina, swingers y mucho más son los temas que abordan en su plática con total sinceridad, temas que por más “polémicos” que pudieran considerarse, como bien lo dicen en su conversación, están presentes más de lo que creemos.

Así, aunque la serie se llama El Juego de las Llaves, termina siendo un juego pero de autodescubrimiento, de quienes somos, de bajar un poco la guardia con las creencias tradicionales o preestablecidas y de la necesidad de un cambio, que es parte de lo que nos hace humanos.

Marimar: ¿Por qué aceptaste hacer una serie con temas tan polémicos?

Maite: Porque creo que la sexualidad ha sido un tabú siempre en nuestra vida, brotan muchos juicios a partir de ella, del cómo debe ser la sexualidad para la mujer o para el hombre. Hay roles que se han establecido de una forma aprendida socialmente en donde muchas veces a las mujeres nos excluyen de esta capacidad de satisfacción, de placer, de descubrirnos en pareja o con nosotras mismas. Es importante poner sobre la mesa estos temas que además son reales. Todos tenemos historias, todos tenemos relaciones que nos permiten descubrirnos y empezar a conocernos mejor. El sexo debe dejar de verse con tantos tabúes y con tantas dobles morales.

Marimar: Y sobre todo en el caso de Adriana, tu personaje, que es mamá. Socialmente tenemos esta cosa de que si eres mamá menos puedes tener deseos sexuales. Eres mamá, tienes que ser una mujer casta y buena madre. No por ser mamá o esposa se te acaba la vida ni la sexualidad.

Maite: Sí, el personaje de Adriana nos permite identificarnos en distintas historias de la vida real en donde tenemos una relación, una pareja, en donde construimos una historia, hacemos un equipo, tenemos unos hijos que adoramos, hemos construido los sueño que teníamos. Y pasan 20 años y de pronto nos damos cuenta que nos olvidamos de ser pareja, o de nosotros mismos, y es atreverse a decir: “¿y ahora que hacemos?” Empezar a descubrir este proceso de poder hablarlo, de poner este tema sobre la mesa y ahora vivir la historia. 

Marimar: A mí me encanta que se hablen de temas de nuestra generación. Estamos acostumbrados a ver mucho de chavitos o grandes, pero nosotras somos un gap, estamos ahí como en un limbo rarísimo. Casi todas nuestras mamás están divorciadas y nosotras queremos ser trabajadoras e independientes para que no nos pase eso. Pero también queremos estar en pareja, entonces creo que nos estamos todos acomodando ahí. En el Juego de las Llaves tratamos de representar distintos tipos de mujeres y Gaby en ese sentido, mi personaje, es un poco la más libre porque es artista, se dedica al arte. Entonces es menos prejuiciosa en ciertas cosas.

Maite: Tu personaje en la primera temporada vivió algo muy determinante y creo que también Gaby se vuelve en ese sentido un ejemplo por el cómo decide entrar a algo tan impactante. Al final no deja de ser doloroso, pero tuvo la capacidad de poder ver más allá. Marimar: Sí, siento que a Gaby la ponemos en un estereotipo porque es ficción, es la hippie artista que hace yoga, que ha viajado por el mundo y que es muy espiritual.

Camila Y.