Masiva concentración sale a las calles de Buenos Aires en apoyo a Cristina Fernández

 Masiva concentración sale a las calles de Buenos Aires en apoyo a Cristina Fernández

El Gobierno argentino decreta un feriado nacional para que la población pueda mostrar “su solidaridad” con Cristina Kirchner tras el intento de magnicidio del jueves.

Argentina amaneció conmocionada este viernes, después de que un hombre armado intentara asesinar a la vicepresidenta, Cristina Fernández de Kirchner. El atacante, nacido en Brasil y nacionalizado argentino, la apuntó con una pistola en la cabeza el jueves por la noche en la puerta de su casa, donde había cientos de seguidores que le esperaban para saludarla. El presidente, Alberto Fernández, confirmó que el arma del hombre, detenido por las autoridades, estaba cargada con cinco balas, pero que, por motivos que se desconocen, no se disparó.

El Gobierno decretó un feriado nacional este viernes e hizo un llamado a los argentinos a “expresarse en defensa de la vida, de la democracia, y en solidaridad con la vicepresidenta”. Miles de personas salieron a las calles la tarde de este viernes en Buenos Aires y una decena de ciudades para expresar su apoyo a Fernández de Kirchner. La oposición ha criticado la medida como una excusa “para movilizar militantes”. El intento de magnicidio ha llevado al límite la crispación política en el país.

Buenos Aires amaneció este viernes con un silencio de luto, pero las primeras bombas de estruendo empezaron a estallar sobre el mediodía. El atentado contra la vicepresidenta ha movilizado masivamente a sus fieles, que concentran frente al palacio de Gobierno y han colmado las tres avenidas que confluyen en el centro político de la capital argentina, la Plaza de Mayo.

Sindicatos, agrupaciones de militantes, cientos de familias, parejas y jóvenes han respondido al llamado del Gobierno peronista, que decretó un feriado nacional para que los argentinos salieran a las calles a «expresarse en defensa de la vida, de la democracia, y en solidaridad con nuestra vicepresidenta». Una plaza colmada a las puertas de la Casa Rosada, el palacio de Gobierno, que ha reforzado el vallado que la rodea y ha levantado un escenario en el frente. El presidente Alberto Fernández y su gabinete han confirmado que participarán de la manifestación, pero no se han confirmado oradores.

La concentración en el centro de Buenos Aires es una réplica masiva de lo que ha vivido la ciudad las últimas dos semanas. Desde hace 10 días que cientos de militantes de Fernández de Kirchner guardan vigilia frente a su casa, después de que un fiscal federal pidiera su inhabilitación de por vida y la acusara de corrupción. Los tambores de la murga, los cánticos de «¡Cristina presidenta!, ¡Cristina presidenta!», y los dedos levantados con la señal de la victoria se han mudado hoy de uno de los barrios más finos de la ciudad hasta su centro de poder.

Jos M.C.

Artículos relacionados

[].forEach.call(document.querySelectorAll('.adsbygoogle'), function(){ (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); });