Mercedes AMG SL 2022 un V8 de 585 CV

 Mercedes AMG SL 2022 un V8 de 585 CV

Una plataforma totalmente nueva
El primer paso para su reinvención fue desechar, literalmente, cualquier elemento del modelo saliente. El nuevo modelo R232 no comparte nada con el anterior, sino que monta una nueva plataforma desarrollada por AMG que compartirá con la próxima generación del AMG GT. El cambio le ha permitido adoptar la dirección a las cuatro ruedas y la tracción total de serie, ambas por primera vez en el SL.

También han abandonado el pesado techo duro retráctil. El regresar a una clásica capota de lona habría permitido ahorrarse 21 kg con respecto al sistema del SL saliente, y bajar el centro de gravedad. De paso, sin la necesidad de albergar paneles de techo y luna, los diseñadores de Mercedes han podido dotar el SL de una zaga más fina.

El SL abandona las torturadas líneas del antiguo modelo y adopta un aspecto que recuerda al de un AMG GT. No hay marcados pasos de ruedas que dan la sensación de músculo, ni grandes aletas, sino una carrocería tensa. Es de estilo menos imponente, pero más clásica, sobre todo si lo comparamos con el AMG GT.

La nueva plataforma que estrena este SL combina aluminio, acero, magnesio y materiales composites. Aquí también el objetivo ha sido eliminar los kilos superfluos. Sin las puertas, el capó y el portón del maletero, la carrocería pesa tan sólo 270 kg, según la marca.

De momento unicamente disponible con motores V8
El V8 4.0 litros biturbo de 585 CV y 800 Nm, una potencia idéntica a la del Mercedes-AMG GT R, no es la única razón de este exceso de peso. Parte de culpa la tiene la tracción integral, una primicia en un SL.

La distribución de los 800 Nm de par entre los dos ejes varía en continuo, en función de si se busca dinamismo o adherencia, aseguran en Mercedes-Benz. Pero a diferencia del Mercedes-AMG E 63, no es posible hacer que el sistema envíe el 100 % del par al eje trasero.

Además, el SL estrena también por primera vez, la dirección a las cuatro ruedas, en pro de la agilidad y así esconder parte de su peso. El AMG SL 63 4Matic+ dispone, además, de soportes de motor activos, un diferencial trasero autoblocante controlado electrónicamente y barras estabilizadoras activas, que deben compensar los movimientos de balanceo en una fracción de segundo.

Los discos de freno carbocerámicos de 402 mm de diámetro, delante, son opcionales. Aunque con un peso tan elevado, un 0 a 100 km/h en sólo 3,6 segundos y una velocidad máxima de 315 km/h, se puede intuir que esa opción no será precisamente superflua.

Características generales del Mercedes-AMG SL

Longitud: 4,70 metros
Anchura: 1,91 metros
Altura: 1,35 metros
Distancia entre ejes: 2,70 metros
Peso: 1.950 kg
Maletero: 213-240 litros
Motores: V8 de 4.0 litros biturbo de 476 (SL 55) o 585 CV (SL 63)
Cambio: Automática DCT de 9 velocidades

Jos M.C.

Artículos relacionados