Mercedes homologa el primer sistema de conducción autónoma nivel 3

 Mercedes homologa el primer sistema de conducción autónoma nivel 3

Mercedes Benz da un paso al frente al convertirse en la primera compañía automovilística en homologar un sistema de conducción autónoma de nivel 3. Los clientes que adquieran un Clase S o el EQS equipado con sistema DRIVE PILOT a partir del primer semestre de 2022 podrán conducir en modo automatizado a velocidades de hasta 60 km/h, eso sí, sólo en situaciones de tráfico denso o congestionado en tramos de autopista regulados en Alemania.

La homologación técnica se basa en los exigentes requisitos legales que establece la norma UN-R157. Alemania es el primer país de la ‘Unión’ en dar luz verde al establecimiento de la conducción autónoma de nivel 3 creando una base legal nacional que se incorporó a la Ley de Tráfico en 2017.

El sistema DRIVE PILOT de Mercedes Benz puede ofrecer la posibilidad de asumir la conducción, como apuntábamos, hasta la velocidad legalmente permitida de 60 km/h. El sistema controla la velocidad y la distancia, y guía el vehículo dentro del carril. Un amplísimo despliegue de radares, cámaras y sensores, entre los que se encuentra el LiDAR, permiten monitorizar todo el entorno, la geometría de la carretera, el perfil de la ruta e incluso detectar las luces de los vehículos de emergencia. Los datos en los que se base el sistema se actualizan continuamente a través de una conexión backend. Si el asistente observa una situación irregular también actúa en consecuencia mediante maniobras de evasión dentro del carril o simplemente frenando el vehículo.

La Clase S con DRIVE PILOT opcional dispone además de sistemas adicionales de dirección y frenado, así como de un sistema eléctrico de a bordo, de modo que sigue siendo maniobrable incluso si falla uno de estos sistemas y puede garantizarse el relevo seguro del conductor.

Durante el trayecto de conducción autónoma -así lo recoge la norma- el conductor puede despreocuparse del tráfico y dedicarse a otras actividades secundarias, ya sea comunicarse a través de In-Car Office, navegar por Internet o ver una película. En el modo DRIVE PILOT, se pueden activar aplicaciones en la pantalla central integrada del vehículo que, de otro modo, estarían bloqueadas durante la conducción.

Artículos relacionados

[].forEach.call(document.querySelectorAll('.adsbygoogle'), function(){ (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); });