Musk envía un ultimátum a los empleados de Twitter

 Musk envía un ultimátum a los empleados de Twitter

Elon Musk dio a conocer un ultimátum a los trabajadores de Twitter, ofreciéndoles elegir entre dos opciones: comprometerse a trabajar largas jornadas y de forma extremadamente dura o dejar la empresa con una indemnización de tres meses de sueldo.

El propietario de la red social envió un correo electrónico a la plantilla, publicado por varios medios especializados, en el que anunció que para crear Twitter 2.0 hará falta “trabajar muchas horas a alta intensidad” y que solo quienes ofrezcan un “desempeño excepcional” pasarán el corte.

“Si estás seguro de que quieres ser parte del nueva Twitter, por favor pulsa sí en el enlace de debajo”, señala el mensaje, que añade un link a un formulario que cada empleado puede rellenar.

“Cualquiera que no lo haya hecho para las 5pm ET de mañana (jueves) recibirá tres meses de indemnización”, añade Musk, dando de plazo hasta las 17:00 horas de mañana, hora de Nueva York.

En el mensaje, el nuevo dueño de Twitter adelanta además que la empresa va a estar a partir de ahora más enfocada hacia la ingeniería y que los programadores constituirán la mayor parte de la plantilla y tendrán la mayor influencia.

“En el fondo, Twitter es una empresa de software y servidores, así que creo que esto tiene sentido”, apunta el empresario.

Musk ha acometido ya una importante reducción de la plantilla de la red social, donde pocos días después de hacerse con el control despidió a aproximadamente la mitad de los alrededor de 7,500 empleados que tenía la empresa.

En los últimos días, el multimillonario también ha despedido a varios empleados que cuestionaron a través de la propia red social algunas de sus afirmaciones sobre el funcionamiento de Twitter.

Elon Musk dijo este miércoles que espera reducir su tiempo en Twitter y hallar un nuevo jefe para dirigir la compañía de redes sociales, al tiempo que prevé completar una reestructuración de la compañía esta semana.

Musk hizo estos comentarios como parte de un testimonio ante una corte de Delaware para defenderse de una demanda por el pago de 56,000 millones de dólares que recibió de Tesla, que según un inversionista estuvo basado en objetivos de desempeño fáciles de cumplir y fue autorizado por una junta directiva bajo su influencia.

“Se requiere un frenesí inicial de actividad tras la adquisición para reorganizar la empresa”, dijo Musk en su testimonio. “Pero luego espero reducir mi tiempo en Twitter”, expresó.

Las primeras dos semanas del multimillonario como propietario de Twitter han estado marcadas por cambios rápidos y el caos.

Artículos relacionados

[].forEach.call(document.querySelectorAll('.adsbygoogle'), function(){ (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); });