Nayib Bukele amenaza a las pandillas de El Salvador

 Nayib Bukele amenaza a las pandillas de El Salvador

Nayib Bukele, mandatario de El Salvador, se refirió en un discurso a su país sobre el “rumor” de que las ‘maras’, como se conoce a las pandillas salvadoreñas, empezarán a atacar a gente inocente al azar en respuesta a las medidas del Gobierno en contra de las organizaciones criminales y los miembros de ellas que están presos.

En ese sentido, Bukele advirtió a los pandilleros que sus compañeros presos podrían quedarse sin su ración de alimentos si la violencia en las calles crece y empieza a afectar más a los ciudadanos inocentes. «Hagan eso y no va a haber un tiempo de comida en las cárceles, a ver cuánto duran sus ‘homeboys’ allá adentro», advirtió el Presidente salvadoreño.

«Les juro por Dios que no comen un arroz», subrayó.

Y agregó: «No me importa lo que digan los organismos internacionales, que vengan a proteger a nuestra gente, que vengan a llevarse a esos pandilleros si tanto los quieren, los entregamos todos».

El mandatario también dijo, durante la graduación de militares, que las pandillas son el «brazo armado» de las organizaciones humanitarias, comunidad internacional y partidos opositores.

La advertencia de Bukele en contra de los pandilleros de El Salvador fue compartida en redes sociales del mandatario y se expandieron por toda América.

Si embargo su decisión atentaría contra los derechos humanos, por impedirles acceder a un derecho fundamental como es alimentarse. Su anuncio fue considerado polémico, pese a que la violencia en la nación centroamericana es causada por las distintas maras que allí operan.

La Constitución de El Salvador permite a la Asamblea Legislativa suspender derechos constitucionales en caso de circunstancias extremas, incluida la existencia de «graves perturbaciones de orden público». El régimen de excepción tiene una validez de un mes, prorrogable una vez más por ese mismo tiempo.

La medida suspende los derechos a la libertad de asociación y reunión y la privacidad de las comunicaciones, así como varias garantías al debido proceso, lo que ya ha generado críticas de organizaciones defensoras de los Derechos Humanos.

Jos M.C.

Artículos relacionados

[].forEach.call(document.querySelectorAll('.adsbygoogle'), function(){ (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); });