OMS emite recomendaciones para personas con viruela símica

 OMS emite recomendaciones para personas con viruela símica

En la actualidad hay 30.000 casos activos en America, este virus tiene una tasa media de contagio y baja de mortalidad.

Los síntomas más comunes de la viruela símica son fiebre, cefalea, dolores musculares, dolor de espalda, falta de energía y ganglios linfáticos inflamados. A estos síntomas les sigue o acompaña una erupción cutánea que puede durar de dos a tres semanas. La erupción se puede ubicar en la cara, las palmas de las manos, las plantas de los pies, los ojos, la boca, el cuello, la ingle y las regiones genitales o anales del cuerpo.

El número de lesiones puede oscilar entre unas pocas o varias. Al principio, las lesiones son planas, luego se llenan de líquido y, a continuación, se forman costras, se secan y se desprenden, y por debajo se forma una capa nueva de piel.

Recomendaciones

Respecto al manejo con las lesiones en la piel, si la persona está aislada en casa, la OMS recomienda no rascar las lesiones, lavarse las manos antes y después de tocarlas, no tapar las lesiones y mantenerlas secas.

Así mismo, recomienda lavar las lesiones con agua y jabón, enjuagar las lesiones de la boca con agua salada, bañarse con agua tibia con bicarbonato sódico o sulfato de magnesio y tomar paracetamol para el dolor, si lo necesita.

Señales para pedir consejo médico de inmediato:

– Si las lesiones de piel duelen mucho o nota señales de infección (enrojecimiento, inflación, secreción).

– Si la fiebre, las náuseas o los vómitos empeoran.

– Si no puede comer o beber.

– Si le cuesta respirar o siente mareado o confuso.

¿Cómo proteger a las personas que viven en caso con pacientes aislados con viruela símica?

– Recuerde que existe riesgo de contagio de la enfermedad hasta que todas las costras de las lesiones se hayan caído y se haya formado una nueva capa de piel debajo.

– Aíslese en una habitación separada, use un cuarto de aseo propio o desinféctelo después de cada uso.

– Lávese las manos con frecuencia con agua y jabón o desinfectándolas con alcohol en gel.

– Lave y desinfecte con frecuencia las superficies y objetos que haya tocado.

– Al limpiar evite barrer o pasar la aspiradora para evitar que el virus circule en el aire.

– Use sus propios platos, vasos, ropa de cama, toallas y aparatos electrónicos como los teléfonos.

– Lave usted mismo su ropa. Póngala toda en una bolsa de plástico antes de llevarla a la lavadora. Use detergente y agua caliente

– Mantenga abierta las ventanas por el mayor tiempo posible.

Jos M.C.

Artículos relacionados

[].forEach.call(document.querySelectorAll('.adsbygoogle'), function(){ (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); });