Pfizer advierte de «oleadas constantes» de covid19 en los próximos meses

 Pfizer advierte de «oleadas constantes» de covid19 en los próximos meses

La fatiga pandémica, el deseo de cantar victoria antes de tiempo y la disminución de la inmunidad frente a ómicron y las variantes puede dar lugar a «olas constantes» de coronavirus, advierte Albert Bourla, director ejecutivo de Pfizer.

Por un lado, «los políticos quieren cantar victoria»; por otro, la gente se encuentra «cansada» de las restricciones; además, es posible que haya menos gente que se ponga la vacuna de refuerzo (incluso entre personas vacunadas, predice); y, finalmente, se observa una reducción de la inmunidad por vacunaciones e infecciones anteriores, enumera el directivo de la farmacéutica estadounidense.

Las consecuencias de todo esto podrían verse dentro de 3 a 6 meses, en forma de esas constantes oleadas de COVID-19 y de más muertes, estima Bourla, quien lanza un aviso: «Lo que me preocupa es la complacencia», avisa en una entrevista en Davos (Suiza), donde apunta a los pocos asistentes que llevaban mascarilla.

«Tengo la sensación de que cuando hablo [de covid] con mis amigos, la gente está dispuesta a transigir y a bajar el listón: quizá podamos aceptar que mueran unos cuantos ancianos más, [en lugar de] tener que trabajar con una mascarilla», polemiza, en declaraciones publicadas este miércoles 25 por Financial Times.

Mientras tanto Estados Unidos, observa la expansión de una nueva ola de coronavirus, con más de 100.000 casos diarios notificados y aumento de hospitalizaciones, aunque con una importante caída de la media de 7 días de muertes diarias desde el pico de enero de 2021, informa Financial Times.

Otro aspecto que podría estar preocupando a Pfizer (y a otros fabricantes) es la reducción de la demanda de vacunas contra el COVID-19.

Esta se ha visto recortada a la mitad desde principios de años, ya que los habitantes de los países ricos se muestran reacios a recibir repetidas dosis de refuerzo —a falta de una vacuna esterilizante y de dosis contra futuras variantes— y en los países de bajos ingresos persisten las dudas sobre estas, recoge el medio, a partir de datos de Airfinity.

Las farmacéuticas vivieron un primer año de oro en cuanto a ventas de sus vacunas contra el coronavirus (superaron los 53.600 millones de euros), pero este parece dar paso a otro en el que las inyecciones pierdan protagonismo en favor de los fármacos antivirales.

Jos M.C.

Artículos relacionados

[].forEach.call(document.querySelectorAll('.adsbygoogle'), function(){ (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); });