Primera mujer curada del VIH con un trasplante de células madre

 Primera mujer curada del VIH con un trasplante de células madre

Una paciente estadounidense con leucemia se ha convertido en la primera mujer y la tercera persona hasta la fecha en curarse del VIH después de recibir un trasplante de células madre de un donante que era naturalmente resistente al virus que causa el sida.

El caso de una mujer de mediana edad de raza mixta, presentado en la Conferencia sobre Retrovirus e Infecciones Oportunistas en Denver, es también el primero que involucra sangre del cordón umbilical, un enfoque más nuevo que puede hacer que el tratamiento esté disponible para más personas.

Desde que recibió la sangre del cordón umbilical para tratar su leucemia mieloide aguda, un cáncer que comienza en las células productoras de sangre en la médula ósea, la mujer ha estado en remisión y libre del virus durante 14 meses, sin necesidad de tratamientos potentes contra el VIH conocidos como terapia antirretroviral.

Los dos casos anteriores ocurrieron en hombres, uno de raza blanca y el otro latino, que habían recibido células madre adultas, que se usan con mayor frecuencia en los trasplantes de médula ósea.

«Este es ahora el tercer informe de una cura en este entorno, y el primero en una mujer que vive con el VIH», dijo en un comunicado Sharon Lewin, presidenta electa de la Sociedad Internacional del SIDA.

Este caso es parte de un estudio más grande respaldado por EE. UU. y dirigido por la Dra. Yvonne Bryson de la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA) y la Dra. Deborah Persaud de la Universidad Johns Hopkins en Baltimore. Tiene como objetivo dar seguimiento a 25 personas con VIH que se someten a un trasplante con células madre extraídas de la sangre del cordón umbilical para el tratamiento del cáncer y otras afecciones graves.

Los pacientes del ensayo primero se someten a quimioterapia para eliminar las células inmunitarias cancerosas. Luego, los médicos trasplantan células madre de individuos con una mutación genética específica en la que carecen de los receptores utilizados por el virus para infectar las células.

Los científicos creen que estas personas desarrollan un sistema inmunológico resistente al VIH.

Lewin dijo que los trasplantes de médula ósea no son una estrategia viable para curar a la mayoría de las personas que viven con el VIH. Pero el informe «confirma que es posible una cura para el VIH y fortalece aún más el uso de la terapia génica como una estrategia viable para la cura del VIH», dijo.

El estudio sugiere que un elemento importante para el éxito es el trasplante de células resistentes al VIH. Anteriormente, los científicos creían que un efecto secundario común del trasplante de células madre llamado enfermedad de injerto contra huésped, en el que el sistema inmunitario del donante ataca al sistema inmunitario del receptor, desempeñaba un papel en una posible cura.

«Tomados en conjunto, estos tres casos de una cura posterior al trasplante de células madre ayudan a desentrañar los diversos componentes del trasplante que fueron absolutamente clave para una cura», dijo Lewin.

Jos M.C.

Artículos relacionados

[].forEach.call(document.querySelectorAll('.adsbygoogle'), function(){ (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); });