¿Qué es la diastema?

 ¿Qué es la diastema?

La diastema es un problema bucodental que puede derivar en otras complicaciones, por lo que es necesario un tratamiento a medida para resolverlo.

Hay quienes los encuentran atractivos y, en su momento, hasta se sumaron a la moda, porque llegaron a ser tendencia. Están también quienes ven en ellos un problema que, habitualmente, desencadena en un complejo. Más allá de la opinión que te susciten los dientes separados a nivel estético, el diastema, que así se llama técnicamente este rasgo, tiene un impacto en nuestra salud bucodental. La pregunta es esta: ¿es realmente un problema? Y la respuesta, una muy concreta: a a veces lo es, ya que el espaciamiento dental está relacionado con problemas de salud y no solo con un tema estético. Por eso, cuando el diastema es perjudicial, es importante tratarlo lo antes posible para evitar riesgos.

Esta separación dental puede provocar un desequilibrio en la mandíbula y en la fuerza ejercida sobre los dientes. Con el paso del tiempo, es algo que desencadenaría en un desgaste del esmalte, las encías y la estructura ósea, así como en una mala posición de los dientes. Incluso puede causar molestias a la hora de comer. Ahora bien, ¿qué provoca la separación de nuestros dientes?

Esta separación dental puede provocar un desequilibrio en la mandíbula y en la fuerza ejercida sobre los dientes

Las principales causas
Desde la genética o la herencia familiar hasta los malos hábitos, son muchos los factores que pueden causar un diastema. Por ejemplo, los dientes demasiado pequeños, que no pueden ocupar todo el espacio disponible en la mandíbula. Si algún miembro de tu familia tiene los dientes pequeños, es probable que tú también los tengas y que tus hijos, si ya los tienes o los tendrás en el fututo, padezcan el mismo problema cuando crezcan.

Puede ocurrir también que tengas la mandíbula más grande que los dientes. Una desproporción entre el tamaño de una y de los otros que puede causar diastema dental. En este caso, como en el anterior, los espacios no están localizados y el problema afecta a toda la dentición en general.

Están, igualmente, las personas que tienen los dientes separados debido a un frenillo sobre desarrollado. Y es que todos tenemos dos frenillos labiales, una especie de membrana que conecta el labio con la encía, en la parte inferior y superior de la boca. Los dientes separados pueden producirse cuando tenemos un frenillo demasiado grande.

Los malos hábitos también tienen su parte de culpa. Chuparse el dedo o presionar constantemente la lengua contra los dientes puede hacer que estos acaben separándose.

Muchos adultos optan por corregir el diastema por razones estéticas, pero también porque sienten incomodidad a la hora de comer, ya que los alimentos se quedan entre los dientes con mayor facilidad. Esto favorece la acumulación de placa bacteriana, que puede desembocar en caries y otros problemas más graves. De esta manera, para evitar la aparición del diastema, es necesario mantener una excelente higiene oral y utilizar hilo dental después de cada comida.

Muchos adultos optan por corregir el diastema por razones estéticas, pero también porque sienten incomodidad a la hora de comer

El tratamiento de ortodoncia invisible
Si quieres poner solución a tus dientes separados y empezar a lucir una sonrisa libre de complejos, la ortodoncia invisible es el tratamiento perfecto. Hoy en día, gracias a los alineadores transparentes de Impress, la compañía líder europea en ortodoncia invisible, la separación de los dientes se puede tratar de manera eficiente y discreta. Este tipo de ortodoncia es invisible, así que nadie te podrá decir que llevas aparatos para corregir tus dientes separados.

Jos M.C.

Artículos relacionados

[].forEach.call(document.querySelectorAll('.adsbygoogle'), function(){ (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); });