Qué es la pubalgia, una lesión común en futbolistas

 Qué es la pubalgia, una lesión común en futbolistas

La pubalgia también es conocida como osteítis del pubis, osteopatía dinámica del pubis, pubalgia o entesitis pubiana. Afecta a los jugadores de fútbol, a los de baloncesto, a levantadores de pesas, a practicantes de esgrima, balonmano y deportes con raquetas principalmente.

Un hecho curioso es que es una afección casi exclusiva de varones.

La pubalgia, en términos muy sencillos, proviene de una anomalía anatómica y por defectos funcionales del músculo psoas que se encuentra en la parte anterior del muslo. La práctica del deporte provoca algunas lesiones secundarias adicionales que incrementan el dolor.

La osteítis del pubis puede dañar diferentes músculos de la ingle, aunque la principal molestia se presenta en la zona del pubis. El dolor inicia, ahí, en el pubis, y se dirige hacia los aductores, los abdominales y las zonas cercanas a la ingle.

A pesar de que se trata de una afección común, no existe un diagnóstico y tratamiento que sea universalmente aceptado. De hecho, la primera vez que se empezó a medir el resultado de cirugías para tratarla fue hasta la década de los 2000, en Estados Unidos, con tratamientos laparoscópicos.

Cómo afecta la pubalgia a los deportistas
Algunos estudios indican que hasta el 18% de los futbolistas profesionales sufren pubalgia en su carrera; sin embargo, hay algunos que dejan que avancen los dolores y se atienden hasta cinco años después de que estos comenzaron, lo que complica la recuperación. Y lo peor es que una vez que se padece pubalgia, es común que haya reincidencias. Lionel Messi ha reportado molestias al menos dos veces en su carrera.

La molestia que genera puede ser leve o intensa, dependiendo de la gravedad de la lesión. Se divide en tres:

Baja. La tendinitis sucede en los aductores.

Mixta. Afecta dos músculos.

Alta. Afecta los rectos anteriores.

El dolor se produce en la zona del ingle, pero puede agudizarse con el paso del tiempo y afectar al muslo. Si llega a la fase aguda, la intensidad se incrementa y puede hacerse presente incluso en reposo.

Normalmente, un tratamiento médico completo requiere hasta tres meses de reposo y un proceso de rehabilitación. Este espacio de tiempo está dentro de los límites de la lesión de Raúl Jiménez (México) y Marcos Acuña (Argentina) que los deja sin mundial.

El diagnóstico de la pubalgia sólo puede ser hecho por un especialista en medicina del deporte o por un médico con experiencia en los músculos de la zona afectada. De hecho, normalmente se requiere una resonancia magnética. Si no se atiende de forma adecuada de manera expedita, los resultados del tratamiento pueden ser negativos y es ahí donde la pubalgia puede puede requerir cirugía.

Jos M.C.

Artículos relacionados

[].forEach.call(document.querySelectorAll('.adsbygoogle'), function(){ (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); });