Range Rover 2022 un jet privado de cuatro ruedas

 Range Rover 2022 un jet privado de cuatro ruedas

Con el estreno de la quinta generación, Land Rover quiere dar un paso más para convertir su modelo de éxito mundial, en una verdadera manifestación del lujo y tecnología que es capaz de poner la firma británica.

El todoterreno inglés está basado en la plataforma modular MLA-Flex, diseñada para reducir el peso, aumentar el confort a bordo y mejorar la dinámica de conducción. En esencia, la estructura es un 50% más rígida que la del antiguo Range Rover, puede albergar hasta siete personas y es capaz de dar cabida a trenes motrices más complejos, potentes y eficientes.

En términos de tecnología y conectividad no hay muchas sorpresas y nos encontramos con todo lo esperado en un SUV de este nivel. Dispone de Apple CarPlay y Android Auto inalámbrico, Spotify y Amazon Alexa. Además, un punto de acceso wifi permite conectar hasta ocho dispositivos, mientras que las actualizaciones del sistema son automáticas en remoto.

Los pasajeros traseros, por su parte, pueden hacer uso de las pantallas táctiles de 11,4 pulgadas instaladas en los reposacabezas de los asientos delanteros. Estos se pueden controlar desde una pantalla montada en el reposabrazos central que permite elegir si se quiere ver una película mediante la conexión a Internet o reproducir otros contenidos multimedia.

Respecto a los motores, el nuevo Range Rover ofrecerá un amplio abanico de opciones, compuestas por hibridación ligera, híbrido enchufable y (pronto) eléctrico. La gama comienza con los híbridos ligeros de gasolina P360 y P400 y los de ciclo diésel D250, D300 y D350. La versión híbrida enchufable (PHEV) tiene una batería de 38,2 kWh y promete una autonomía eléctrica de unos 100 kilómetros, una distancia que, según Land Rover, el 75% de sus clientes recorre a diario.

Las versiones P440e y P510e están equipadas con un motor 3.0 de seis cilindros en línea más un propulsor eléctrico de 105 kW. En el más potente, el P510e, Land Rover afirma que la aceleración de 0 a 100 km/h es de 5,6 segundos y que las emisiones de CO2 son inferiores a 30 g/km. La única variante no electrificada es el P530 con un motor V8 biturbo que es un 17% más eficiente que el modelo anterior. Para el Range Rover 100% eléctrico habrá que esperar a 2024.

La transmisión es automática con convertidor de par de 8 velocidades, firmada por ZF, en conjunción con una reductora de dos velocidades, ideal para sortear los terrenos más complicados a los que se enfrente el nuevo Range Rover.

Como es costumbre el nivel de confort es muy alto. El Range Rover está equipado con la suspensión ‘predictiva’ Dynamic Response Pro, que utiliza los datos del sistema de navegación para interpretar la carretera y adaptar su configuración para optimizar la absorción de los baches.

También mejora la maniobrabilidad a baja velocidad el eje trasero deireccional, que puede orientarse hasta 7,3 grados, reduciendo el radio de giro a solo 11,0 metros. Sin embargo, a velocidades más altas, esta solución mejora el comportamiento del SUV en curvas.

Jos M.C.

Artículos relacionados

[].forEach.call(document.querySelectorAll('.adsbygoogle'), function(){ (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); });