Rusia vuelve a bombardear las principales ciudades de Ucrania

 Rusia vuelve a bombardear las principales ciudades de Ucrania
Digiqole Ad

Moscú parece decidido a intensificar el castigo que sufren las grandes poblaciones ucranianas como Járkov, donde han muerto más de 560 personas desde el inicio de la invasión rusa en febrero, según las cifras que maneja la policía local.

Los militares rusos se están empleando con una determinación sistemática para despedazar explosión a explosión la fisonomía de Járkov, que cada vez muestra más huellas de destrucción, especialmente en sus distritos del norte y del este.

Durante la jornada, otra gran factoría fue arrasada por el incendio producido por una granada de artillería en la cercana aldea de Korotych, a 20 kilómetros de la urbe.

Las fuerzas armadas leales a Vladimir Putin extendieron sus acciones al puerto sureño de Odesa, que fue atacado por varios misiles de largo alcance, lanzados por bombarderos desde el Mar Caspio.

Dos de ellos impactaron en una instalación militar pero otros dos destruyeron parcialmente un edificio de apartamentos matando a ocho personas, incluido un bebé de 3 meses, informaron las autoridades de esa villa, que anticiparon que el listado de víctimas aumentaría previsiblemente cuando concluya el rescate.

Los vídeos provenientes de esa metrópoli permitían ver la enorme columna de humo que salía de la edificación de 16 pisos alcanzada.

«El único objetivo de los misiles rusos contra Odesa es el terror», aseguró el ministro de Exteriores ucraniano, Dmytro Kouleba, en un tuit en el que también pedía que se construya «un muro entre la civilización y los bárbaros que atacan villas pacíficas con misiles».

Varios portavoces de Moscú anunciaron el viernes que sus fuerzas tienen la intención de extender su ofensiva a todo el sur este de Ucrania para controlar toda una franja de territorio continuo que se extienda desde el Donbás y los alrededores de Járkov, hasta la región de Odesa, y conectarse de esta manera con la región separatista moldava de Transnistria.

Según Kiev, tras la debacle que sufrieron con el hundimiento de su buque insignia, el Moskva, los rusos han reforzado su presencia naval en el Mar Negro con cuatro submarinos equipados con misiles de largo alcance que podrían usar para arremeter contra Odesa y la región del entorno.

«Bombardean literalmente todo, todo el tiempo, las 24 horas», alertaba el gobernador de la región de Lugansk, en el Donbás, Sergiy Gaidai, que admitió la muerte de otras dos personas en la aldea de Zolote.

La furia con la que se emplea la artillería rusa contra Járkov desde hace muchas jornadas se explica quizás porque los uniformados ucranianos están avanzando desde esta localidad en dirección al este en medio de «combates encarnizados», como relató el gobernador de la zona, Oleg Synegoubov.

La contraofensiva ucraniana pretende distraer a los rusos de su acometida contra la cercana Donbás donde siguen avanzando aunque muy lentamente en dirección a Sloviansk y Kramatorsk.

Rusia destruyó terminal de Odesa donde se almacenaban armas extranjeras
Rusia usó misiles de alta precisión el sábado para destruir una terminal logística en Odesa donde se almacenaba una gran cantidad de armas suministradas por Estados Unidos y naciones europeas, dijo el Ministerio de Defensa.

En una publicación en línea, también dijo que las fuerzas rusas mataron el sábado hasta 200 soldados ucranianos y destruyeron más de 30 vehículos, algunos de ellos blindados.

Digiqole Ad

Artículos relacionados

[].forEach.call(document.querySelectorAll('.adsbygoogle'), function(){ (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); });