Se cae el acuerdo entre Red Bull y Porsche por la F1

 Se cae el acuerdo entre Red Bull y Porsche por la F1

Porsche ha cancelado sus planes para entrar en la Fórmula 1 de 2026 en colaboración con Red Bull. Lo ha confirmado la marca alemana en un comunicado oficial, en el que no precisan si éste es su adiós al Gran Circo o piensan seguir adelante con su objetivo de estar presentes en la categoría, pero de otra forma.

En un comunicado Porsche ha dado por finiquitadas las negociaciones con Red Bull. «En el transcurso de los últimos meses, Porsche AG y Red Bull GmbH han mantenido conversaciones sobre la posibilidad de la entrada de Porsche en la Fórmula 1», han destacado desde la marca alemana.
«Las dos compañías ahora han llegado a la conclusión conjunta de que estas conversaciones ya no continuarán. La premisa siempre fue que una asociación se basaría en igualdad de condiciones, lo que incluiría no solo una asociación de motores sino también al equipo. Esto no se pudo lograr. Con los cambios de reglamento ya claros, el Campeonato sigue siendo un entorno atractivo para Porsche, que seguiremos monitorizando», han añadido.

La marca alemana llegaba tiempo de negociaciones con el equipo, pero éste no veía con buenos ojos –rechazaba abiertamente– la posibilidad de que Porsche quisiera tomar el 50% del capital del equipo y convertirse en copropietario del mismo junto a Red Bull, algo a lo que Christian Horner, Helmut Marko y Adrian Newey se oponían vivamente, mientras que Dietrich Mateschitz mantenía un silencio elocuente.

De hecho, el patrón de Red Bull lleva algún tiempo apartado de la vida pública, pero Horner explicó que «el equipo es el activo de marketing más grande a nivel mundial para Red Bull» y se preguntó por qué deberían comprometer eso estratégicamente a largo plazo.

Pero para Porsche, la F1 era también un instrumento de marketing poderoso, que requería no contentarse con el papel de motorista, como hacen el resto de motoristas implicados.

Ahora Porsche debe ver las opciones que tiene para entrar en F1. De cara a 2026 hacerlo con equipo propio parece muy justo, salvo que piense en comprar uno de los ya existentes como ha hecho Audi.

Puede darse el caso de que retrasara su entrada un año si quiere hacerlo con equipo propio, un equipo que debe montar prácticamente de cero. Hay que tener en cuenta que en sus programas actuales –de hecho ya pasaba anteriormente– la gestión del equipo oficial en carreras de resistencia se confiaba a un equipo externo. Eso implica comenzar de cero… o buscar un equipo que esté en venta.

En estos momentos, sólo Williams y Haas parece que estén en esta situación de vender, mientras que siempre queda la baza de una asociación eventual con McLaren, pese a la posible competencia comercial o con otros programas de los de Woking.

En caso de que Porsche decidiera cancelar su programa, Stefano Domenicali ya ha dicho que hay otras grandes marcas, al menos dos, interesadas en entrar en la F1. Pero deberán enfrentarse a dificultades similares a las de Porsche o conformarse con ser simplemente suministradoras de motores.

Jos M.C.

Artículos relacionados

[].forEach.call(document.querySelectorAll('.adsbygoogle'), function(){ (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); });