Sergio Ramos marca su primer gol en la goleada del PSG

 Sergio Ramos marca su primer gol en la goleada del PSG

El PSG no realizó una gran primera mitad, pero venció por 4-0 a un rival que duró hasta el descanso. Sergio Ramos marcó su primer gol en París y Messi volvió a la cancha.

El PSG sigue siendo un equipo con mas talento individual que se impone por encima de todas las cosas en la Ligue 1. Es una plantilla confeccionada por y para atacar y la evidencia más clara es el partido de hoy contra el Reims. Se fue 1-0 al descanso sin haber realizado una gran primera mitad, Sergio Ramos se estrenó como goleador en su nuevo estadio y Messi reapareció tras un mes en el dique seco. El 4-0, pese a que la primera parte fue equilibrada, refleja la abismal diferencia de calidad entre ambas plantillas.

Ramos fue titular por primera vez en el Parque de los Príncipes, siendo la gran novedad en un once inicial en el que no estaba Messi. El astro argentino, a pesar de estar recuperado del positivo en coronavirus que contrajo en navidades, todavía no había jugado en 2022 y Pochettino estimó que lo mejor era no arriesgarle de inicio.

El PSG tiene un trato con el diablo o algo parecido esta temporada en los momentos más críticos. El actual líder del campeonato francés es un equipo que puede ser inferior a todos los rivales de la Ligue 1 en cuanto a juego se refiere, que al final acaba marcando gol en el tramo final de alguna de las dos partes. Hoy tocó en la primera, tras haber transcurrido 45 minutos en los que el Reims fue superior e incluso gozó de ocasiones claras para haberse ido con ventaja al descanso.

La poca eficacia de Ekitike en el área, contrarrestado por dos errores impropios de lo que ha mostrado esta temporada (8 tantos) le dieron alas al PSG, que tuvo en las botas de Mbappé el 1-0 tras una pérdida del los de Óscar García cerca del área propia. Justo cuando restaban dos minutos para el final de la primera mitad, Verratti, que no es un mediocentro acostumbrado a marcar goles, apareció por sorpresa para batir a Rajkovic con la izquierda y poner tierra de por medio en el marcador.

El gol de Verratti prácticamente expulsó del partido al Reims, que acusó la excesiva juventud de su plantilla y los cambios de Óscar García no surtieron efecto. Ramos, que estaba realizando un gran partido, se estrenó como goleador en su especialidad, el balón parado. El camero, siempre bien colocado, aprovechó un rechace de un remate de Danilo de cabeza para hacer el 2-0 en el marcador. Ingresó Messi, que tardó cuatro minutos en ser decisivo tras asistir a Verratti en el tercero del PSG. Y, por si fuera poco, Danilo se unió a la fiesta para finiquitar un encuentro que prácticamente se decidió a un minuto del descanso.

Artículos relacionados

[].forEach.call(document.querySelectorAll('.adsbygoogle'), function(){ (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); });