Taiwán recibe el 95% de su Internet por cables submarinos vulnerables ante China

 Taiwán recibe el 95% de su Internet por cables submarinos vulnerables ante China
Digiqole Ad

La guerra en Ucrania está teniendo un efecto peculiar en el Pacífico, a miles de kilómetros de Kiev: ha avivado el recelo con el que Taiwán ve su frágil conexión a Internet. Más que con la infraestructura de su Red, que también, el miedo de la isla asiática se explica por su complejo escenario geopolítico, con la relación de Pekín con Moscú, los temores ante un posible corte de internet en la isla crece.

¿Qué tienen que ver las tensiones entre Pekín y Taipéi, Internet y la guerra de Ucrania?
Como señala The Wall Street Journal, no es descabellado pensar que tanto China como Taiwán hayan tomado buena nota del provecho que Zelensky está sacando de las redes durante la guerra. La primera para tenerlo presente en caso de que se diese un escenario similar en el Pacífico. La segunda, para tomar consciencia de lo frágil que es su conexión a Internet.

Si Ucrania dispone de una amplia conexión repartida por sus fronteras, lo suficientemente robusta como para permitir que una amplia extensión del país haya permanecido en línea pese a los ataques rusos, la situación en Taiwán es diametralmente opuesta. El 95% del tráfico de datos y voz que envía y recibe se canaliza a través de cables que transcurren por el fondo marino, apenas 14 conductos que conectan con tierra a través de apenas cuatro puntos de la costa taiwanesa.

“Somos muy vulnerables”, reconoce a TWSJ Kenny Huang, directivo del Taiwan Network Information Center. Un ataque submarino o la destrucción de las estaciones complicaría —llegado el caso— que el territorio tenga acceso a la valiosa herramienta que ha usado Ucrania para, entre otras cosas, solicitar «ayuda sin límites». “Al observar el uso altamente efectivo de los medios por parte de Ucrania, Pekín probablemente juzgue que desconectar Taiwán del mundo mejoraría en gran medida las posibilidades de éxito de China”, reconoce Ivan Kanapathy, exdirector para China, Taiwán y Mongolia del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, al rotativo neoyorquino.

El temor no es exclusivo de Taipéi. Japón también depende en gran medida del cableado submarino, le preocupa igualmente verse afectada por un hipotético conflicto entre China y Taiwán u otras islas reclamadas por el Gigante Asiático. Su condición insular la sitúa en una situación en cierto modo similar a la de Taiwán: buena parte de los cables llegan a solo un par de estaciones.

Digiqole Ad

Artículos relacionados

[].forEach.call(document.querySelectorAll('.adsbygoogle'), function(){ (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); });