‘The Lancet’ califica de «fracaso global» la gestión del covid por la OMS

 ‘The Lancet’ califica de «fracaso global» la gestión del covid por la OMS

La OMS se ha defendido este jueves de las nefastas conclusiones de un informe independiente publicado el miércoles en la revista The Lancet, donde una comisión independiente que ha investigado la respuesta a la pandemia de covid-19 concluye que hubo 17,2 millones de muertes, a pesar de que solo 6,9 millones han sido confirmadas oficialmente. «Este impactante número de muertes es a la vez una tragedia profunda y un fracaso global masivo a múltiples niveles», decía el informe, que sugiere que muchas de estas muertes se podrían haber evitado con una reacción más rápida a la hora de aplicar políticas de contención estrictas. La OMS ha respondido que el informe «contiene omisiones clave y algunas malas interpretaciones».

El informe acusa a la OMS de haber actuado «bastante lentamente en varios temas importantes»: fue demasiado tarde a la hora de declarar la emergencia internacional, de avisar de la transmisión humano-humano y de la vía aérea de contagio, y también a la hora de recomendar el uso de la mascarilla y de apoyar la decisión de suspender rutas aéreas. Parte de la lentitud de la OMS la atribuyen al hecho de que «fue víctima de las tensiones crecientes entre Estados Unidos y China», incluida la amenaza de Donald Trump de salir del organismo. Pero no solo recibe la OMS. El informe también dice que «muchos gobiernos» reaccionaron demasiado lentamente y no admitieron a tiempo la urgencia de la situación, sobre todo los países occidentales, porque muchos estados del este asiático ya tenían la experiencia de pandemias de covid anteriores, como la gripe A, y contaban con protocolos más claros y estrictos.

«La coordinación entre los gobiernos fue inadecuada en las políticas para contener la pandemia», afirma también el informe, a pesar de que sí que destaca como hecho muy positivo la rapidez con la que se desarrollaron varias vacunas contra el covid-19. Lo destaca como «un triunfo del sistema de investigación», resultado «de una gran inversión y cooperación pública y privada». «Asimismo, la falta de un enfoque multilateral y coordinado de los gobiernos para gestionar los derechos de propiedad intelectual, la transferencia de tecnología y la financiación», entre otros elementos, ha generado grandes desigualdades en el acceso a estas vacunas. Los expertos también critican el fracaso de los gobiernos a la hora de afrontar los efectos socioeconómicos de la pandemia, que ha agravado las desigualdades en todo el mundo, y admite que una enorme oposición popular a las medidas de control sanitarias ha obstaculizado también la respuesta efectiva a la pandemia.

Al día siguiente de la publicación del informe, la OMS ha defendido una vez más su «rápida respuesta» al covid-19. Ha vuelto a enumerar todos los pasos dados desde el 1 de enero del 2020, cuando «activó el sistema de gestión de incidencias», el día siguiente de haber sido notificada de que había casos de una neumonía desconocida en Wuhan, hasta febrero. La declaración de emergencia internacional la hizo el 30 de enero, a pesar de que lo había descartado en una reunión previa el 23 de enero, «cuando había 98 casos y ningún muerto en 18 países fuera de China», dice la OMS. Pero obvia que dentro de China el nuevo coronavirus ya había causado 171 muertos, según los datos oficiales chinos.

La OMS «da la bienvenida» a algunas de las conclusiones del informe, en especial las que llaman a reforzar la cooperación internacional y el sistema mundial de emergencias sanitarias para afrontar futuras pandemias. De hecho, el informe de la comisión independiente asegura que «pretende contribuir a una nueva era de cooperación multilateral basada en instituciones sólidas de la ONU para reducir el peligro del covid y prevenir la próxima pandemia». De hecho, entre las recomendaciones que hacen a los gobiernos del mundo y a las instituciones de la ONU, los expertos piden «reforzar la OMS». Quieren darle «una nueva autoridad de supervisión en cuanto a la bioseguridad y el biorriesgo de los programas de investigación nacionales e internacionales que se dediquen a la recogida, las pruebas y la manipulación genética de patógenos potencialmente peligrosos».

El informe destaca que el origen del covid-19 todavía no se sabe y da el mismo peso a las «dos posibles hipótesis». Una sería el contagio desde un animal «salvaje o de granja» a un humano en un mercado húmedo «de una localización indeterminada» –ni siquiera hablan del mercado de Wuhan donde se detectaron los primeros contagios–. La otra, que el virus surgiera «de un incidente relacionado con la investigación, durante la recogida de virus en el campo o mediante un escape asociado en un laboratorio».

Jos M.C.

Artículos relacionados

[].forEach.call(document.querySelectorAll('.adsbygoogle'), function(){ (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); });