Tres días a la semana sin alcohol, lo que necesita el hígado para recuperarse

 Tres días a la semana sin alcohol, lo que necesita el hígado para recuperarse
Digiqole Ad

El hígado descompone el alcohol que bebes y en ese proceso genera sustancias dañinas. Para no dañarlo, los especialistas aconsejan pasar 3 días a la semana sin probar nada de alcohol y el resto de la semana beber de forma moderada y comer sano.

El alcohol provoca cambios negativos en el organismo y afecta especialmente al hígado. Pero como la recomendación de no beber absolutamente nada parece difícil de cumplir, expertos reunidos en el Congreso Internacional del Hígado en Londres han lanzado un mensaje más realista para no dañar en exceso el hígado: dejar pasar al menos tres días a la semana sin probar una gota de alcohol para que el hígado se recupere, y el resto de días beber de forma moderada y comer sano.

CÓMO AFECTA EL ALCOHOL AL HÍGADO
El hígado es un órgano que realiza hasta 500 funciones distintas, entre ellas generar proteínas que transportan los nutrientes a las células, filtrar las toxinas que ingerimos o producir sustancias como la bilis, clave para la digestión de las grasas.

El consumo de alcohol es el principal responsable de una de las enfermedades que más ha aumentado a lo largo de los últimos años: el hígado graso por alcohol o esteatosis hepática.

El hígado descompone la mayor parte del alcohol que bebes para que ser eliminado y, en ese proceso de descomposición, genera sustancias dañinas que pueden dañar las células del hígado.

Este órgano tiene la capacidad de autorregenerarse pero si el consumo de alcohol es excesivo se ve desbordado y pueden acumularse ácidos grasos y de triglicéridos en el hígado provocando la enfermedad del hígado graso por alcohol.

Si el daño es mayor, el hígado se inflama y se generan cicatrices en el intento de repararse, lo que dificulta el trabajo de este órgano y originar cirrosis.

Cabe decir que la enfermedad del hígado graso no está provocada solo por el consumo habitual y abusivo de alcohol. Los factores de riesgo del hígado graso no alcohólico son la obesidad, colesterol y triglicéridos elevados, la diabetes, el consumo de medicamentos corticoides…

El hígado graso no solo es malo para este órgano, ya que puede acabar provocando cirrosis o cáncer hepático, también es dañino para el corazón.

Digiqole Ad

Jos M.C.

Artículos relacionados

[].forEach.call(document.querySelectorAll('.adsbygoogle'), function(){ (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); });