Trump: “Nuestro país está siendo envenenado por inmigrantes indocumentados»

 Trump: “Nuestro país está siendo envenenado por inmigrantes indocumentados»

El expresidente Trump reaccionó a la nueva caravana migrante y aseguró que la mayoría de los inmigrantes que llamó «ilegales» son «personas peligrosas» que envenenan a los EE.UU.; exige a Biden terminar al muro y hacer trato con México para detener el paso de extranjeros.

El expresidente Donald Trump aumenta su presencia en el escenario político y endurece su discurso contra inmigrantes, al asegurar que los indocumentados “envenenan” a los Estados Unidos y, sin señalar sus fuentes ni datos confiables, aseguró que la mayoría de esas personas es “peligrosa”.

“Nuestro país está siendo envenenado con los millones de personas que fluyen ilegalmente por nuestras fronteras, en la mayoría de los casos ni siquiera cuestionadas o detenidas”, afirmó el expresidente. “Muchos son delincuentes de las cárceles vacías de otros países, la mayoría de ellos son personas muy peligrosas”.

El republicano aprovechó para lanzarse en contra del presidente Joe Biden, asegurando que no está haciendo “nada” para detener las caravanas, además de exigirle que concluya con el muro fronterizo, según un reporte de The New York Post al que envió su postura sobre la reciente caravana migrante.

“Nuestro país está muriendo desde dentro y nadie está haciendo nada para detenerlo”, afirmó Trump. “Lo primero que se debe hacer, y se puede hacer rápidamente, es TERMINAR EL MURO”.

Luego aseguró que debe haber un trato con México para que sirva como “una barrera” contra los inmigrantes.

“Se debe hacer un trato con México (que sirva) como una barrera de 2,000 millas, no como una plataforma de lanzamiento para los ilegales que están entrando”, afirmó.

A pesar de las críticas sobre permitir el ingreso de indocumentados, el expresidente no toma en consideración que el flujo migratorio del año fiscal 2021 comenzó cuando él estaba en el cargo, aunque fue aumentando conforme se acercó su fin de mandato.

Recientes reportes extraoficiales indican que la Administración Biden detuvo 1.7 millones de inmigrantes en la frontera, mientras que, hasta agosto, al menos 1.2 millones de personas fueron deportadas o expulsadas, según un conteo de la organización United We Dream.

La Administración Biden enfrenta una crisis migratoria, debido a la presión de organizaciones civiles para terminar con las políticas de expresidente Trump, principalmente la aplicación del Título 42 y el programa “Permanecer en México” o Protocolos de Protección al Migrante (MPP), el cual será reiniciado en noviembre tras una orden judicial.

Artículos relacionados