Un virus similar al coronavirus fue descubierto en Europa

 Un virus similar al coronavirus fue descubierto en Europa

Dos años y medio después de que la pandemia del coronavirus paralizara el mundo se ha descubierto un virus muy similar al SARS-CoV-2. Esta vez han sido investigadores estadounidenses los que han encontrado este virus en murciélagos de herradura rusos. El estudio ha sido publicado en la revista PLoS Pathogens.

Según exponen los expertos, el virus de este murciélago, que ha sido bautizado como Khosta-2, es un sarbecovirus igual que el virus que está detrás del covid. Y tiene «rasgos preocupantes», ya que es capaz de infectar a los humanos y evadir los anticuerpos y las vacunas contra el coronavirus.

Aún no es una amenaza, pero podría llegar a serlo
Los investigadores no saben origen exacto de este sarbecovirus, que se encontró por primera vez en los murciélagos de herradura hace dos años. Inicialmente se creía que no eran una amenaza para los humanos; sin embargo, contagia de una forma muy similar que el SARS-CoV-2: puede utilizar sus proteínas de espiga para infectar células humanas.

Además, los investigadores descubrieron que los anticuerpos de las vacunas no neutralizaban el virus. Así, al poder esquivar las actuales vacunas, el Khosta-2 puede llegar a ser una doble amenaza. Por ello, los investigadores han insistido en que estos hallazgos deben servir para desarrollar antídotos que cubran un amplio espectro de virus. Así habría más protección para la población. El principal problema es que los virus no paran de mutar.

Afortunadamente, los autores del estudio creen que el nuevo virus ruso no tiene algunas de las características genéticas que se considera que «actúan como antagonistas» del sistema inmunitario y contribuyen a la enfermedad en los humanos. El principal riesgo de que el Khosta-2 pueda poner en problemas a la población mundial es que se combine con el el SARS-CoV-2 u otro virus similar.

Hay más virus de este tipo
El doctor Michael Letko, de la Universidad del Estado de Washington y autor principal del estudio, ha asegurado que otras investigaciones han demostrado que los sarbecovirus circulan en la fauna silvestre fuera de Asia. Estos virus también pueden llegar a suponer una amenaza para la salud mundial si no se controlan y se dan las circunstancias apropiadas.

«Cuando vemos que el SARS-2 tiene esta capacidad de propagarse desde los humanos a la fauna salvaje, y luego hay otros virus como el Khosta-2 esperando en esos animales con estas propiedades que realmente no queremos que tengan, se establece este escenario en el que sigues tirando los dados hasta que se combinan para hacer un virus potencialmente más arriesgado», ha resumido el experto.

Jos M.C.

Artículos relacionados

[].forEach.call(document.querySelectorAll('.adsbygoogle'), function(){ (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); });